CAC: «Los próximos meses serán duros para el comercio y los servicios, y la economía argentina en general»

En relación a la Ley Ómnibus, que está siendo tratada por diputados argentinos, desde la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) afirman que «se derogaron normativas que afectaban al sector».

La Entidad consideró positiva la medida para facilitar operaciones que antes «debían enfrentar innecesarias trabas burocráticas». En este sentido, desde Movant Connection nos conectamos con Natalio Grinman, Presidente de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios, para profundizar sobre los recientes cambios en la ley.

¿Qué implican los recientes cambios en la Ley Ómnibus y por qué lo ven como «positivo»?

El proyecto de ley está sufriendo modificaciones en el marco del proceso legislativo, lo que implica que el Gobierno está resignando alguna de sus aspiraciones iniciales. Entiendo que puede generar frustración en algunos, pero esas son las reglas del sistema democrático y republicano en el que elegimos vivir. Suele decirse que “lo perfecto es enemigo de lo posible”, por eso considero saludable que el Ejecutivo esté dispuesto a renunciar, al menos momentáneamente, a alguna de sus pretensiones de máxima, para que buena parte de las bienvenidas reformas que propone el proyecto finalmente se concreten.

La cuestión fiscal es un bloque de medidas que ha sido removido del proyecto; destaco que este “cambio de instrumentos” no implique una “resignación de objetivos”, dado que el ministro Caputo, al anunciar el retiro de ese capítulo, reafirmó la meta de lograr el equilibrio en las cuentas públicas. Estoy convencido de que el crónico y abultado déficit fiscal está detrás de buena parte de los males que padece nuestra economía, por eso celebro que se mantenga el compromiso de corregirlo prontamente.

¿Cómo fue la comunicación con el gobierno estos meses de mandato?

Hemos tenido encuentros con diversos funcionarios de la flamante administración. Valoramos la predisposición mostrada por el Gobierno, no solo para dialogar con la CAC y, por nuestro intermedio, con el importante sector que representamos, sino también para tomar en cuenta nuestros planteos. Por ejemplo, en el marco del saludable proceso de desregulación que están llevando a cabo las autoridades, desde nuestra Cámara solicitamos la derogación de normas de escasa o nula utilidad que perturbaban el desarrollo de nuestro sector; y varias de éstas fueron derogadas a comienzos de esta semana.

¿Qué perspectivas tienen a futuro para el sector?

Estamos atravesando una coyuntura difícil y sabemos que no habrá soluciones mágicas ni instantáneas. Los próximos meses serán duros para el comercio y los servicios, y la economía argentina en general. Pero estoy seguro de que el potencial de nuestro país es enorme. Si hacemos las cosas bien, en no demasiado tiempo seremos capaces de aprovecharlo. Se están tomando medidas dolorosas, pero necesarias para ordenar a la Argentina y liberar las enormes energías latentes en el sector privado. Estoy convencido de que en 2025 podemos tener un crecimiento muy importante; desde esta Entidad haremos lo que esté a nuestro alcance para colaborar con ese propósito. La dramática situación económica y social a la que hemos llegado tras largos años de desaciertos no admite más demora y exige que todos pongamos el hombro.

Movant Connection

Últimas noticias

OMC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *