Países amazónicos debaten entre la sustentabilidad y la explotación económica

Los presidentes de los ocho países que integran la región amazónica se reúnen en Brasil en busca de evitar el “punto de no retorno” en la degradación de este reservorio natural clave para el cambio climático.

El objetivo de la reunión que se lleva a cabo desde el día de ayer y que continuará hoy en Belém do Pará, es emitir una declaración sobre cómo se avanzará en la preservación de esta región natural, un tema que genera expectativa en todo el mundo ya que impacta de forma directa en la lucha contra el cambio climático global.

El centro del debate está en la relación que existe entre la necesidad de explotación y de desarrollo económico que presentan los países que conforman la región amazónica y la conservación de este verdadero “pulmón del mundo”.

Por eso, recientemente el gobierno brasileño consiguió que países como Alemania y Noruega vuelvan a aportar dinero al fonde que recoge donaciones internacionales para la preservación del bioma.

La deforestación y la minería clandestinas son las principales actividades económicas que están poniendo en peligro la biodiversidad de la región amazónica.

Situación por países

Brasil: una renovada visión sobre la Amazonia. La Cumbre, una idea del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, es para Brasil una oportunidad de oro para desplegar ante el mundo su nueva visión sobre la Amazonia tras los años de negacionismo y ataques del ex presidente Jair Bolsonaro.

En este sentido, el gobierno ha demarcado nuevas tierras indígenas, se han aumentado los controles y los efectivos de policía ambiental en el campo y se ha librado una dura batalla para expulsar del territorio de los indígenas Yanomami a miles de garimpeiros (buscadores ilegales de oro), en la frontera con Venezuela. En junio, el Gobierno presentó una actualización del plan de lucha contra la deforestación que en los años 2000 logró notables resultados contra la tala ilegal. Como resultado, en el primer semestre de este año la deforestación en la Amazonía cayó un 34% y afectó a 2.649 kilómetros cuadrados de selva.

Bolivia: sube la deforestación y el mercurio. El territorio amazónico de Bolivia, que abarca el 8,1% del total de la Amazonia y que comprende más de siete millones de kilómetros cuadrados, enfrenta problemas como la creciente presencia de minería ilegal en la que se utiliza mercurio para extraer oro de ríos que abastecen de agua a las comunidades indígenas y campesinas de la zona, poniendo en riesgo su salud y su desarrollo integral. A esto se suma la deforestación, ya que en el 2022 fueron arrasadas 400.000 hectáreas de bosques vírgenes, un 32% más que en el 2021

Colombia: baja la deforestación y propone adiós al petróleo. Este año las noticias fueron buenas para la Amazonia colombiana. Según cifras dadas por el Ministerio de Ambiente, la deforestación cayó drásticamente en la región entre los años 2021 y 2022, marcando una tendencia a nivel nacional.
Pero también Colombia ha presentado una propuesta más controversial y no precisamente respaldada por los otros Gobiernos: la de no permitir la exploración y explotación de petróleo o combustibles fósiles en la Amazonia.

Ecuador: el Gobierno de Ecuador acudirá a la Cumbre Amazónica con los días contados, ya que el próximo 20 de agosto los ecuatorianos no solo irán a las urnas para escoger un nuevo presidente, sino que también decidirán, en una consulta popular inédita e impulsada por la sociedad civil, si quieren dejar bajo tierra el crudo del bloque 43 ITT, que se encuentra en la reserva más biodiversa del mundo llamada Yasuní, ubicada en la Amazonia.

Perú: si en el 2020 Perú alcanzó su pico más alto de deforestación en los últimos veinte años (203 mil hectáreas), el 2022 nos remarcó la gravedad del asunto: según el Proyecto Monitoreo de la Amazonía Andina (MAAP), el país perdió 144,682 hectáreas de bosque primario, ubicándose en el tercer lugar de la región, solo por detrás de Brasil y Bolivia.

Venezuela: la presencia de múltiples grupos armados, entre ellos guerrillas como el ELN, garimpeiros y bandas delictivas en complicidad con militares, que se dedican a actividades ilícitas en la porción de la Amazonia venezolana y controlan ese territorio, es una de las mayores preocupaciones que hay sobre el futuro de este ecosistema.

Los resultados de esta Cumbre de Presidentes Amazónicos se llevará posteriormente a la Asamblea General de las Naciones Unidas que se realizará en septiembre.

Movant Connection

Últimas noticias

OMC
Etiquetas: amazonia, Biodiversidad, cumbre amazonica, reunión amazónica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *