Los “costos ocultos” del comercio exterior en la mira de ARLOG

La Asociación Argentina de Logística Empresaria realizó su 2º Desayuno de Actualización Profesional del año, con el foco en la incidencia de los costos operativos, logísticos y de comercio exterior, en la competitividad de la economía.

El país vive desde 2018 bajo un régimen de alta inflación, contexto que demanda un seguimiento continuo de los costos operativos en busca de un equilibrio que posibilite su desarrollo sin perder competitividad de cara al comercio exterior.

En este marco, ARLOG reunió a referentes de la Unión Industrial Argentina (UIA) y de la Federación Argentina de Entidades Empresariales de Autotransporte de Carga (FADEEAC), quienes brindaron sus miradas sobre esta desafiante dinámica.

Extra costos que restan competitividad internacional

Con la moderación del periodista especializado Emiliano Galli, Eduardo Rodríguez y Ángel Padilla de la UIA, se refirieron a aquellos costos que no están contemplados en los índices oficiales ni sectoriales, esos “costos ocultos” que, sin embargo, se vuelven muy visibles a la hora de afectar la competitividad de las operaciones.

Emiliano Galli, Ángel Padilla (UIA), Eduardo Rodríguez (UIA), Alejandro Leiras (ARLOG).

Al respecto, precisaron que desde la UIA están trabajando en identificar estos costos, que se relacionan en gran parte con las demoras.

Parece un tema menor, pero inclusive conseguir la mínima información sobre lo que está pasando con las demoras se hace difícil. En la práctica habitual todos consideramos normal que un camión se demore 3 o 4 horas adicionales porque fue a buscar un contenedor o a devolverlo”.

No hay una evaluación que podamos compartir con estadísticas válidas para saber cuánto le está costando a la carga esto, pero lo que sí podemos adelantar es que son demasiados los conceptos que implican demoras que encarecen la actividad”.

Imaginen que el Puerto de Buenos Aires ha tenido recientemente innumerables demoras de todo tipo, porque un sindicato se peleó con el otro y quiso poner más gente, porque los remolcadores consideraron que necesitaban un salario mejor, etc. Estamos hablando de buques que están entrando a un puerto que tiene poco calado y con un costo diario de 40 mil dólares más el combustible, más todos los costos que hacen al flete final”.

Déficit de infraestructuras

Los referentes de la UIA, se refirieron también al impacto que presenta en este sentido la falta de inversiones para la optimización de las infraestructuras logísticas.

“La visión de que hay una cadena logística y que debe ser eficiente es algo que nos está faltando. Nos quedamos durmiendo durante muchos años y hoy estamos pagando las consecuencias”.

“Afortunadamente en los últimos tiempos el peso de la logística está empezando a entrar por los ojos y por los bolsillos en prácticamente todas las actividades. Creo que es un deber hacerlo efectivo”.

A modo de cierre, destacaron que su mensaje no representa una mirada pesimista, sino que apunta a visibilizar la situación, “saber de qué estamos hablando para así poder trabajar en corregirlo”.

La paradoja del crecimiento con inflación

Por su parte Emilio Felcman, Director del Departamento de Estudios Económicos y Costos de FADEEAC, junto con Alejandro Leiras, Director de Estudios e Investigación de ARLOG, analizaron la dinámica del sector del autransporte de cargas y sus problemáticas relacionadas con el contexto inflacionario.

Emilio Felcman (FADEEAC), Alejandro Leiras (ARLOG).

Al respecto, Felcman, señaló que, “es importante entender el PBI porque el transporte de cargas representan más del 90% del total de la carga en ela economía”.

En este sentido, se refirió a las “paradojas de la economía”, en cuanto a que “escuchamos y sufrimos la inflación y lo mal que le hace a la economía, con una tensión cambiaria real, a la vez que las acciones de las empresas argentinas registran fuertes alzas”.

“Si bien la economía mundial está atravesando y saliendo de la inflación mundial más alta en 40 años, la Argentina viene operando enlos últimos cinco años en un regimen de alta inflación con una nominalidad de inflación general que se ha agudizado en el transcurso de 2022 y que continúa”.

“El combustible es el rubro de mayor gravitación dentro de los costos y después tenemos rubros ligados al equipo, que son los que empezaron a traccionar fuertemente en la segunda parte de 2022 y siguen traccionando, con las restricciones de importaciones y los diferentes tipos de cambio: material rodante, seguros, reparaciones, y un fuerte incremento también de neumáticos.

Los números de la problemática inflacionaria

El referente de FADEEAC compartió las mediciones del índice que elabora la federación, las que muestran que durante el primer semestre de 2023 los costos del transporte automotor de cargas registraron un incremento de 52,33%, con un fuerte impacto de los costos financieros y del material rodante.

Precisó también que en 2022, donde Argentina registró una inflación anual récord en 30 años de 95%, el índice de costos de FADEEAC fue todavía mucho más alto, ya que alcanzó el 121%.

Sobre lo que se puede esperar para el resto del año, indicó que “el índice va a estar afectado tanto por el proceso de inflación interna como por los shocks internacionales”.

Movant Connection

Últimas noticias

OMC
Etiquetas: ARLOG, costos comercio exterior, costos logisticos, costos ocultos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *