Ferrocarril – Déficit al país

Con amplio drama, Argentina lleva nueve décadas quejándose del ferrocarril, pero nunca ha sido tan clara la falta de verdad del déficit, pues el 99% del mismo afecta al 5% de la red que es la que está solo en la metrópoli capitalina, mientras que menos que el 1% de las pérdidas están en el 95%, que es la que apenas atiende al resto del País.

Sinceramente numérico

A quien quiera leer el resto del artículo con sus provocadores números y comparaciones, por si no se quisieran tomar la molestia, solo quiero adelantarles la síntesis y la razón de esta breve nota.

Argentina atraviesa una crisis de décadas que no es la de la economía, sino la de la población y la de la producción en el Territorio. Esa crisis ha sido provocada por un fuerte retroceso en la capacidad logística, primero, y por una agonizante y lenta compensación en la que las cadenas de abastecimiento no logran concretarse o resultan tan onerosas, que la producción y el comercio, esas actividades que dan mucho trabajo a las familias, no alcanzan a producirse.

Sí, la pobreza y las crisis económicas que expulsan pobladores hacia unas pocas muy grandes ciudades, tienen un origen en la dificultad logística.

Irónicamente, van al menos 20 años de triunfos electorales de presidentes que tuvieron la porción que los volcó a la Casa Rosada, justamente, en los circuitos de menos de 50.000 electores, esos a los que ningún presidente ha beneficiado (Estudio propio en elecciones 2003, 2015, 2019 y 2023).

Para que usted no se aburra: todo ese déficit ferroviario está en el AMBA y es el que no se aporta al resto del País, donde son muy pocas las alternativas de logística y movilidad, si es que las hay.

La brutalidad de los datos

Según los pocos datos (de 2017), 77 de cada 100 ómnibus de larga distancia y 81 de cada 100 camiones, ni entran, ni salen, ni pasan por el Área Metropolitana de Buenos Aires.

Algunas críticas sobre aquellos datos que fueran publicados oficialmente con tanto detalle, solo ayudan en favor de entender que “quizá la cifra es mucho mayor a 81 y a 77”.

Por ahí se dice que vivimos de las exportaciones del campo, los hidrocarburos y la minería, pero nada de eso ocurre en la Grande de las Capitales del Plata, salvo en algunas de sus oficinas. Son certezas.

66% de los argentinos viven entre la Ruta Provincial Nro 6 y las fronteras con los países vecinos y el Mar, pero “como en el AMBA vive tanta gente es que toda obra ferroviaria, primero, va tres veces a metrópoli rioplatense”.

Mientras por los rieles “del interior” circulan vagones de entre 50 y 90 años, y locomotoras que, en mayoría, superan de 35 a 67 cumpleaños, mientras que el servicio suburbano del Ferrocarril Roca, en el AMBA, va por la segunda flota renovada en menos de 40 años.

La intención de ésta nota

Fuera de toda inútil discusión interior versus “la Capital”, el hecho concreto es que 3 millones de dólares diarios a lo largo de 10.000 días ya hubieran reconstruido 30.000 kilómetros de vías para la producción, el comercio, el turismo y los viajeros entre ciudades argentinas, donde está el doble de habitantes que en la pequeña metrópoli que abarca menos del 5% de la red ferroviaria y del 0,5% de la superficie continental de Argentina.

Ah! ¿y cómo se moverían en el AMBA? Seguro que si el buen criterio superara a la improvisación, no solo reducirían muy fuertemente el gasto, sino que hasta podrían duplicar los pasajeros a igual flota e infraestructura.

La intención es que el lector sepa que, los trenes, las estaciones, los puertos, las carreteras del resto del País, no reciben esos fondos y puede que no los necesiten tanto, pero para eso es necesario que no retrasen nunca más ninguna decisión de infraestructura y servicios, o la economía no mejorará y serán muchos más los que tengan que migrar a las pocas grandes metrópolis.

Comentario: Reunión en el Norte del País. “Sí sí señor Gobernador, la semana que viene comenzará la obra que reconectará 80 Km de ferrocarril” (Justo uno que une Santos – San Pablo – Bolivia – Salta – Chile). Dos días después, llamó un empresario para comentar que los fondos del crédito se desviaron para obras del importantísimo viaducto ferroviario de la zona norte de la ciudad de Buenos Aires.

Etiquetas: Argentina, Ferrocarril, multimodalismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *