América Latina busca consenso común para explotar litio

Argentina, Bolivia y Chile, que cuentan con más del 60 por ciento de las reservas mundiales de este mineral clave para el desarrollo de la transición energética, buscan profundizar un vínculo comercial común, junto a México, para sumar valor agregado a la exportación del litio.

Las intenciones de los cuatros de países latinoamericanos se concentran en la generación de una batería de litio como parte de un plan que promueva el avance de la industria regional y, a su vez, promocione el cuidado del medio ambiente.

Fue durante la última Cumbre de las Américas -realizada hace algunas semanas en Estados Unidos- en donde los presidentes de Argentina y Chile, Alberto Fernández y Gabriel Boric, lanzaron El Grupo Binacional de Litio y Salares como parte de su estrategia para explotar conjuntamente este mineral.

En su alianza regional, Argentina también sumó a Bolivia y al Yacimiento de Litio de aquel país (YLB) y aún se encuentra en diálogo permanente para sumar a México, quien muestra un desarrollo industrial más avanzado.

Sin embargo, más allá del avance de este plan estratégico para la minería latinoamericana, los cuatro países aún están trazando lineamientos basados en normas regulatorias y geológicas.

RESERVA
Conjuntamente, los tres países sudamericanos alcanzan en sus salares el 65 por ciento de las reservas mundiales del litio, cuyo valor no deja de superar sus máximos históricos internacionales y actualmente oscila los 60 mil dólares por tonelada.

A raíz de estos datos, el diálogo entre los gobiernos intervinientes se enfoca en la posición de privilegio que les genera el volumen de sus reservas y la proyección que les podría generar en la búsqueda de energías limpias, debido al crecimiento de la demanda de las baterías de litio como opción a los combustibles fósiles tradicionales.

Es por esto que en Chile desean darle a este mineral cierta “institucionalidad” y analizan conformar una empresa estatal que se dedique a impulsar la industria local y regional y a promover el compromiso sustentable de su correcta explotación.

El país andino se encuentra en una posición más adelantada con respecto a sus vecinos dado que representa una quinta parte de la producción global de la actualidad, mientras que Argentina apenas supera el 8 por ciento y Bolivia aún está en una etapa de conformación industrial.

Movant Connection

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.