Tarifas y tráficos marítimos se adaptan tras los ataques en el Mar Rojo


Ante los retrasos y desvíos para evitar el Canal de Suez, tomando la ruta mucho más larga del Cabo de Buena Esperanza en África, se esperan aumentos en los fletes marítimos.

Los ataques, que tienen como objetivo barcos de Maersk, Hapag-Lloyd y MSC, afectan tanto a los mercados Asia-Europa como Asia-EE.UU., que representan los dos tráficos de transporte de contenedores más grandes del mundo.

Ante este contexto, los analistas destacan que las rutas más largas requieren que más barcos mantengan los servicios semanales, lo que puede compensar parte de la presión tarifaria que vive la industria marítima debido a las entregas de nuevas construcciones.

La gran incógnita en este sentido, es si los actuales desvíos de buques se traducirán en desvíos sostenidos de servicios.

La reciente problemática del Estrecho de Bab-el-Mandab en el Mar Rojo se suma a las restricciones de tránsito del Canal de Panamá debido a los bajos niveles de agua, que comenzaron a reducir fuertemente los tránsitos de buques portacontenedores más grandes en noviembre.

Trayectos más largos

De acuerdo con los expertos, el viaje entre Shanghai, China, y Nueva York es un 17% más largo a través del Canal de Suez que a través del Canal de Panamá, y un 37% más largo a través del Cabo de Buena Esperanza que a través del Canal de Panamá.

Algunos barcos del comercio Asia-Europa también se desviarán alrededor del Cabo. La distancia entre Shanghai y Rotterdam, Países Bajos, es un 32% más larga a través del Cabo de Buena Esperanza que a través del Canal de Suez.

Si bien la problemática situación en el Mar Rojo y los consiguientes desvíos de buques hacia la ruta del Cabo aún no han dado lugar a un aumento notable de la demanda de tonelaje, si estos problemas continúan hasta 2024, sin duda aumentarán la demanda de tonelaje, ya que los transportistas tendrán que incluir estos viajes más largos en sus horarios y flotas.

De esta forma, se espera que las diversas perturbaciones comerciales generen una reducción del exceso de capacidad, ya que los transportistas tendrán que utilizar barcos adicionales para evitar las áreas problemáticas.

Movant Connection

Últimas noticias

OMC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *