Potencias mundiales se debaten por un recurso tecnológico

Los avances tecnológicos crearon una nueva necesidad a nivel global y los gigantes económicos luchan por dominar el mercado.

Estados Unidos y China están peleando por los semiconductores, los microchips utilizados en los aparatos que hoy dominan la vida de los consumidores

Esta industria, valuada en 500.000 millones de dólares, sigue en crecimiento y se prevé que duplique su valor actual para 2030. La expansión proyectada hace que las dos principales potencias económicas busquen controlar las cadenas de producción.

Los semiconductores fueron inventados en Estados Unidos, pero con el paso del tiempo, Asia oriental se convirtió en el centro productivo a nivel global, gracias a los incentivos gubernamentales.

La mayor parte de los microchips en el mundo se fabrican en Taiwán, que históricamente y en la actualidad, está ligado a China.

En octubre del año pasado, Estados Unidos comenzó a obstaculizar la exportación, maquinaría o programas que contengan tecnología estadounidense, sin importar si fueron hechos en su territorio o en el extranjero. Esto provoca que muchas empresas desistan de seguir produciendo en China y elijan otras ubicaciones, perdiendo posición en el mercado. Pekín dejó asentado un reclamo de la Organización Mundial del Comercio (OMC), pero un dictamen podría demorarse más de lo deseado.

Para 2023, el gigante asiático buscará crear su propia cadena de suministro y devolverle la jugada a Estados Unidos, obligando a los compradores globales a elegir un mercado u otro.

Movant Connection

Últimas Noticias

OMC
Etiquetas: China, Comercio Exterior, Estados Unidos, Logcomex, Logística, Logística Internacional, Microchips, Movant Connection, News, Semiconductores, Tecnología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *