El transporte aéreo fija rumbo hacia la sustentabilidad

El sector de la aviación avanza en el difícil camino de alcanzar la neutralidad de sus emisiones de efecto invernadero para 2050.

Para cumplir con los objetivos de sostenibilidad definidos en el Acuerdo de París, el sector deberá duplicar los esfuerzos para eliminar el uso de combustibles fósiles, algo que resulta sumamente complejo tanto desde el punto de vista económico como tecnológico.

La primera posta en este camino, es alcanzar en 2023 un uso del 10% de SAF (Combustible Sostenible de Aviación por sus siglas en inglés), un insumo entre dos y cinco veces más caro que el cumbustible tradicional, lo que representa un desafío para la viabilidad económica de las operaciones.

Las esperanzas de los fabricantes de aeronaves y de las aerolíneas están puestas en este combustible, ya que puede reducir las emisiones hasta en un 80% en comparación con el tradicional.

Una hoja de ruta compleja

Desde el fabricante de aviones Airbus, señalan que actualmente operan alrededor del 30% de sus vuelos con una mezcla de SAF y combustible tradicional.

Actualmente los esfuerzos del sector se centran en trabajar con una combinación que contempla un 5% de SAF, pero el objetivo es alcanzar el 10%.

Sin embargo, el crecimiento de la producción de SAF representa también un desafío, pues aún es necesario avanzar en su desarrollo, lo que depende, de acuerdo con las aerolíneas, de políticas públicas e incentivos para la compra.

Ante esto, contemplando que el combustible representa hasta el 50% del costo de operación del mercado aéreo y que el SAF sea de dos a cinco veces más costoso que el tradicional, se están estudiando también otras alternativas como el hidrógeno verde.
En este marco, LATAM y Airbus están trabajando en conjunto con el Instituto Tecnológico de Massachusetts para desarrollar un estudio que pueda orientar a empresas y gobiernos.

Otra ruta de trabajo en este sentido es buscar mayor eficiencia en las aeronaves, como el desarrollo del Airbus 320Neo, que emite menos CO2 y reduce a la mitad las emisiones de óxido de nitrógeno.

Las metas para 2030 siguen representando un gran reto para el sector aéreo, pero la industria ya está enfocada en dichos objetivos.

Movant Connection

Últimas noticias

OMC
Etiquetas: emisiones aviacion, mercado aereo, saf, Sustentabilidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *