Argentina podría retomar sus exportaciones de trigo hacia China

Habría más apertura para el trigo argentino en el mercado de mayor producción, consumo e importación a nivel mundial.

Las importaciones están ejerciendo una presión creciente en el consumo doméstico chino. En este sentido, se presentan tanto oportunidades como desafíos.

Recientemente, la Administración General de Aduanas de la República Popular China (GACC) autorizó a empresas argentinas para exportar trigo desde Argentina, estableciendo así oficialmente el mercado para la exportación de trigo argentino.

Con una población que supera los 1.400 millones de habitantes, China se destaca como el principal consumidor mundial de trigo. Asimismo, ha sido durante varios años el mayor productor global de este cereal. A pesar de su sólida cosecha anual, la demanda interna de trigo en China excede su propia producción, convirtiéndola en el principal importador de este grano.

Gracias a esta aprobación, Argentina tiene la posibilidad de reanudar las exportaciones de trigo hacia China. El panorama de importación de trigo en el gigante asiático ha experimentado cambios significativos desde los años 90. Durante esa década, casi el 80% del trigo importado por China provenía de Canadá y Estados Unidos.

Después de un período de importaciones reducidas desde 1997 hasta 2011, con algunas excepciones en los años 2004 y 2005, la demanda de trigo extranjero en China fue aumentando gradualmente.

A pesar de este incremento, la proporción de importaciones de trigo provenientes de América del Norte cayó al 51% durante la década que abarca desde 2012 hasta 2022. Además, según datos preliminares, Canadá y Estados Unidos juntos no habrían representado más del 20% de los envíos de trigo a China en 2023.

En este contexto, el suministro de trigo de Australia experimentó un fuerte aumento. Entre 2022 y 2023, se estima que este país habría proporcionado más del 50% del trigo importado por China.

No obstante, tras alcanzar un récord histórico de producción de trigo en Australia, se espera que la cosecha 2023/24 experimente una disminución de más del 37% en el país.

En este escenario, resulta claro que la apertura del mercado chino para Argentina representa una importante oportunidad. Además, los precios de exportación del trigo argentino actualmente rondan los US$ 375/tonelada, aproximadamente US$ 35 menos que los US$ 410/tonelada del trigo australiano.

Considerando los costos de transporte adicionales a estos precios FOB, el flete desde Argentina a China es de US$ 54/tonelada, mientras que desde Australia a China es de US$ 25/tonelada, según datos de la Secretaría de Bioeconomía y Refinitiv.

«Así, la compra de trigo argentino, con un precio CIF (es decir, incluyendo el precio FOB más el costo de transporte y posibles seguros) a China estimado en US$ 429/tonelada, estaría en una posición competitiva en comparación con el trigo australiano, valorado en puerto chino a US$ 435/tonelada», afirman desde la Cámara de Comercio de Rosario.

Movant Connection

Últimas noticias

OMC
Etiquetas: Argentina, Comercio Exterior, Logística, Logística Internacional, Movant Connection, Supply Chain

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *