Transportistas de carga avanzan hacia la descarbonización

Distintas empresas ligadas al transporte de mercaderías están comenzando a utilizar combustibles alternativos en sus vehículos con la intención de avanzar hacia una necesaria descarbonización en el sector logístico.

El objetivo es lograr la meta de cero emisiones netas de carbono en todas las cadenas de abastecimiento y alinearse, de esta manera, con los más importantes organismos internacionales que buscan la neutralidad climática para el 2050.

De hecho, navieras europeas ya se encuentran en una etapa de análisis previa al inicio de pruebas de utilización de combustibles bajos en carbonos en buques portacontenedores comerciales.

Los ensayos operativos comenzarán hacia fines de este año y, si lo resultados son positivos, las embarcaciones serán sometidas a nuevos ensayos para obtener mayor experiencia operativa comercial.

Para obtener los permisos de circulación correspondientes, cada buque necesita al menos de unas 4 mil horas de funcionamiento antes de obtener una Carta de No Objeción por parte del fabricante del motor, esencial para poder trasladarse transoceánicamente.

ALTERNATIVO
Por su parte, la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, en inglés) anunció el progreso de nuevos estados hacia la descarbonización en las operaciones de carga aérea.

De acuerdo a Willie Walsh, Director General de IATA, es fundamental para la industria aeronáutica “saber que las políticas gubernamentales apoyarán el mismo objetivo y calendario a nivel mundial que permitirá al sector realizar las inversiones necesarias para descarbonizar”.

El compromiso con la Agenda 2050 es prioridad para la asociación desde que comenzaron a tratarla en octubre de 2021 con la intención de desarrollar una industria aérea sostenible con nuevas tecnologías de de propulsión, infraestructura y compensaciones en el consumo de carbono.

También se están desarrollando nuevas alternativas para los motores de los vehículos de carga terrestre que jugarán un papel indispensable en las estrategias verdes que abundan en la industria. 

En este sentido, sólo en Estados Unidos ya se estima que para el 2030 más de la mitad de camiones terrestres serán eléctricos o usarán un combustible de baja emisión de carbono.

Movant Connection

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.