Transporte marítimo global cae por menor demanda de productos chinos

Tras obtener ganancias históricas desde el inicio de la pandemia ocasionada por el COVID 19, el mercado del transporte marítimo padece el impacto mundial generado por la disminución de las demandas para el traslado de mercadería proveniente desde China.

Si bien las exportaciones del país asiático continuaron en alza hasta el último mes de agosto, los recientes indicadores mostraron el aumento de su desaceleración, factor que especialistas adjudican a la inflación global, la escalada del dólar a raíz de la suba en las tasas de interés de los distintos bancos centrales y a la situación geopolítica internacional devenida del conflicto bélico entre Ucrania y Rusia.

Las principales navieras comenzaron a ver opacados sus rendimientos y, de hecho, la semana pasada tocaron su piso más bajo desde marzo de 2020, lo que inmediatamente se vio reflejado en la pérdida de valor de sus acciones.

Un ejemplo de esto es el contenedor de 40 pies trasladado desde el Puerto de Shanghái a Los Ángeles y que se convirtió en el primero en cotizar por debajo de los 4 mil dólares en más dos años y con un precio que implicó la mitad de lo que costaba tres meses atrás, aunque se esperan más caídas en las próximas semanas.

Otro indicio preocupante para el sector es la falta de consumo de los productos chinos ya trasladados, debido a que las personas están disminuyendo su demanda al recortar sus gastos debido a los mismos problemas económicos previamente detallados.

TEMPORADA

La disminución de pedidos de transporte marítimo de mercadería coincide, a su vez, con la proximidad de la temporada navideña, momento en el que normalmente suele producirse el pico de consumo y encargos a nivel global debido a que Occidente suele abastecerse de productos chinos en envíos que comienzan a realizarse en julio o agosto.

Sin embargo, este año los problemas económicos a nivel mundial impulsaron la reducción de producción en las fábricas de Europa y Asia, sumado al hecho que China también está recortando su propia demanda importadora.

Además, La caída constante en las tarifas de contenedores al contado está ejerciendo presión sobre los transportistas que han estado presionando para firmar más contratos a largo plazo con los clientes a medida que esos precios se dispararon a principios de 2022.

De todas maneras, y en vísperas de la llegada de las Fiestas de Fin de Año, los operadores navieros esperan un leve repunte en la demanda, que situaría a la industria en valores recaudatorios similares a los que se produjeron previo a la pandemia y ven a este momento con cierto alivio porque los últimos meses venían muy cargados de horarios de navegación.

Movant Connection

Etiquetas: China, Comercio Exterior, Comercio Marítimo, Contenedores, Logcomex, Logística, Logística Internacional, Movant Connection, News, Supply Chain

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *