SEDI: qué representa el nuevo sistema de importación argentino

El mismo reemplaza al hasta ayer vigente SIRA y su objetivo es “garantizar la transparencia del proceso de aprobación» del ingreso de mercaderías desde el exterior. ¿Cómo impactará en la operatoria de los profesionales del Comex?

A través del Sistema Estadístico de Importaciones (SEDI) implementado por el nuevo gobierno argentino, los importadores deberán anticipar únicamente la información vinculada con sus destinaciones de importación para consumo en un micrositio que estará disponible en la web de AFIP, página donde también se publicarán las situaciones de excepción y los manuales de uso de los sistemas involucrados.

El único control que realizará el organismo tributario al realizar la declaración, previo a oficializarla, es analizar la situación tributaria del importador y su capacidad económica financiera para efectuar la operación mediante su Sistema de Capacidad Económica Financiera (CEF).

La declaración pasará a estado “salida” una vez que se encuentre autorizada por organismos del Régimen Nacional de Ventanilla única del Comercio Exterior Argentino (Vucea), que tendrán un periodo de hasta 30 días corridos para el pronunciarse, desde el registro de la SEDI.

Cómo será su impacto

En diálogo con Movant Connection, Rodolfo Luis Rosales, Especialista en Logística Internacional, nos comparte su análisis sobre los cambios que esta nueva normativa generará tanto en el comercio exterior como en la actividad de los profesionales del sector.

En relación al impacto que puede generar en la actividad económica, señala, “Las licencias no automáticas que caracterizaban a la normativa anterior (SIRA) entendemos que buscaban proteger a determinados sectores de la industria. Indudablemente han analizado esto y se ha optado por la libertad de competencia, ante lo que la producción local tendrá que buscar ser más competitiva”.

De todas formas, el analista señala que existen diálogos entre la Unión Industrial y el gobierno para analizar algunos temas puntuales de la nueva normativa, por lo que existiría la posibilidad de que surjan posteriormente algunas modificaciones, de las que todavía no se tienen novedades.

La gran deuda importadora

Más allá de la nueva normativa, un tema crucial lo representa la gran deuda que mantienen los importadores argentinos con sus proveedores extranjeros, fruto de la falta de dólares y la dinámica impuesta por la anterior reglamentación.

Al respecto, Rodolfo Rosales señala, “la deuda anterior al 12 de diciembre es un tema que preocupa a todos los actores del sector. Los importadores y las empresas prestadoras de servicios tienen que pagarles a sus proveedores en el exterior y se habla de que hay una deuda de 45 mil o 55 mil millones de dólares”.

Primero hay que pagar la deuda, porque a muchos sus proveedores del exterior les han dado cuenta corriente, pero si hoy quisieran hacer un nuevo pedido muy posiblemente les exijan antes saldar las cuentas pendientes”.

La gran duda ahora es cómo se van a pagar estas nuevas importaciones, si es realmente como dice el presidente que no hay dólares en el Banco Central”.

Teóricamente tendremos una cosecha récord y el campo le va a dar un superávit histórico al país, por lo que, posiblemente a partir de marzo o abril los dólares del campo ingresen al Banco Central y se posibilite la operatoria”.

Todavía quedan muchas dudas y detalles pendientes que el tiempo irá poniendo en su lugar. De lo que no quedan dudas es de que Argentina se abre a un escenario completamente nuevo para su comercio exterior.

Movant Connection

Últimas noticias

OMC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *