Sector agrícola sufre pérdidas por caída de precios a nivel mundial

Según la Bolsa de Cereales de Rosario, los precios de exportación de Argentina se situaron un 35% por debajo de los niveles registrados para la misma época del año anterior.

Durante los primeros dos meses del año, el valor de la producción agrícola experimentó una pérdida de 4.700 millones de dólares debido a la marcada disminución de los precios internacionales de los productos básicos, lo que afectó significativamente el Valor Agregado Bruto del Agro (VAB Agro) de la cosecha 2023/24.

El informe semanal de la entidad señaló que las lluvias periódicas del último trimestre pusieron fin a la peor sequía registrada en los últimos 60 años, Sin embargo, dos meses después, la ola de calor de febrero no solo afectó el potencial de rendimiento en la región, sino que también los precios internacionales de los productos básicos experimentaron una tendencia a la baja, lo que dejó los precios de exportación argentinos un 35% por debajo de los niveles registrados para la misma época del año anterior.

Por consiguiente, el Valor Agregado Bruto (VAB) del sector agrícola para el año 2024 se estima en $10.453 millones hasta febrero, reflejando una disminución de $4.700 millones en comparación con la proyección de diciembre. La reducción del rendimiento esperado de los cultivos de soja y maíz debido a la ola de calor de febrero explica el 80% de esta disminución, recortando la producción prevista en cuatro millones de toneladas.

Además, la combinación de la disminución de los precios recibidos por los productores y el aumento de los costos ha ajustado significativamente el valor agregado de este eslabón clave de la producción agrícola argentina, según indica el análisis.

Estas cifras muestran que, aunque hay una fuerte recuperación después de la sequía, el VAB del sector agrícola será el segundo más bajo desde la campaña 2018/19, casi un 20% por debajo del valor promedio del producto agrícola de los últimos cinco años.

Además, la disminución de los precios a nivel macroeconómico tiene un impacto negativo en el comercio exterior, siendo las cadenas agroalimentarias las principales generadoras de divisas para Argentina.

Las exportaciones de granos, aceites, harinas y productos derivados se estiman en 31.300 millones de dólares para la campaña 2023/24, lo que representa una reducción de 4.500 millones de dólares con respecto a la estimación de diciembre.

Aunque este ingreso de divisas superará al del año anterior debido a los efectos de la fuerte sequía, el informe destaca que, al tomar el promedio de los últimos tres años, el valor de las exportaciones proyectadas para el nuevo ciclo se sitúa un 18% por debajo.

Esta caída en los precios internacionales de los productos básicos agrícolas, que han disminuido un 50% desde el máximo relativo en mayo de 2022 hasta la fecha en el mercado de Chicago, también se refleja en los precios internos de los granos.

Desde mediados de diciembre hasta la fecha, el valor en términos reales de la Pizarra Rosario ha descendido un promedio del 35%, y en el caso de la soja y el maíz, han alcanzado los valores más bajos desde agosto de 2023, según los valores de la Cámara por el índice CER (coeficiente de estabilización de referencia).

El informe resalta que, en términos reales, actualizando por CER el monto de pesos que se deben entregar a cambio de un dólar, el dólar «libre» (CCL) ha alcanzado hasta la fecha su valor más bajo desde marzo de 2020, antes de la crisis del Covid en Argentina.

Al mismo tiempo, se señala que el «Dólar Agro» perdió toda la competitividad ganada con el salto devaluatorio de diciembre de 2023, al caer a mínimos desde noviembre.

Movant Connection

Últimas noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *