Rol de la mujer en logística

Se acerca marzo, el mes de la mujer y nos hace pensar y analizar cómo va el crecimiento de la participación femenina en el sector de la logística y el comercio exterior.

Mucho se habla de la incorporación de la mujer en los puestos de primera línea, de la importancia que significa la presencia femenina en el rubro; sin embargo, en este último tiempo me he dado cuenta que para que sea efectivo un crecimiento de incorporación de la mujer en cualquier sector masculinizado debe venir por el cambio de mentalidad en la sociedad, ¿qué tan preparada esta justamente la sociedad para este cambio?

Los últimos meses del año recién pasado y los primeros de este año he pensado y me he preguntado mucho acerca de este punto; ya que me he encontrado con situaciones en las cuales en forma lamentable he percibido que aún falta mucho para esto, de acuerdo a un análisis del organismo de la ONU encargado del empoderamiento de la mujer estima que la igualdad de género puede llevar cerca de 300 años si continuamos con el ritmo actual de progresos.

En estos meses he sido testigo de cómo a la mujer si le sigue tratando de invisibilizar, opacar e incluso menospreciar sólo por manifestar su opinión que claramente no va de acorde a lo que desean escuchar, lo más preocupante es cuando proviene de personas que manifiestan su apoyo y se abanderan con esta lucha de igualdad, pero sólo es de la boca para afuera, ¿Por qué?, será que por ser un tema que está a la palestra en muchos organismos y estados y que al ser un tema de importancia se dicen ser partidarios; pero que al momento de verse confrontados o incluso me atrevo a decir amenazados recurren a acciones tan primitivas para sentirse que aún llevan el poder.

Si este lo llevamos a temas individuales, me imagino como será a niveles más gerenciales. El estudio que revisa el progreso de los cumplimientos de los ODS (Objetivos de Desarrollos Sostenible) indica que, al persistir las actuales condiciones, no se podrá cumplir con la meta del objetivo Nro. 5, el cual busca lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas para el 2030; para esto es importante que se comiencen a tomar medidas inmediatas en donde los sistemas legales prohíban la violencia de todo tipo contra las mujeres, proteger sus derechos.

Es importante comenzar con los cambios desde la educación; porque si bien es cierto que hasta el día de hoy nos seguimos encontrando con trabas para la igualdad de género; si me he dado cuenta el cambio de mentalidad que la mujer está teniendo. Hay una necesidad de equidad de género, y esto nos permite a nosotras como Winlog trabajar para generar instancias colaborativas en temáticas profesionales y generar espacios de aprendizaje con enfoque de género que nos permita desarrollarnos, generar redes de contacto y alianzas estratégicas para desarrollar proyectos. La mujer hoy en día debe ser capaz de destacar los conocimientos, las capacidades que tienen, demostrar que la diversidad de género fomenta la colaboración impulsando así la productividad. Las mujeres de a poco van demostrando que son empoderadas, ya que a pesar de las barreras que puedan tener, refuerzan sus capacidades tanto individuales como colectivos para lograr los objetivos.

Bajo esta mirada, como Winlog queremos seguir trabajando para poder entregar a nuestras socias herramientas que las ayuden en su empoderamiento, queremos seguir generando alianzas estratégicas con asociaciones, sector privado y con la Academia para desarrollar actividades que nos permitan continuar creciendo y posicionarnos como una asociación reconocida a nivel Internacional generando sororidad entre las distintas asociaciones femeninas que tienen los mismos objetivos de fortalecer el desarrollo de la mujer en la logística en Latinoamérica.

La realidad en Chile se vio reflejada en el cuarto reporte de indicadores de género en las empresas en Chile 2022, emitido en un trabajo colaborativo entre los Ministerios de Hacienda, Ministerio de Economía y ChileMujeres con el apoyo de la OIT (Organización Internacional de Trabajo), el reporte muestra que las mujeres representan alrededor del 15% en cargos de primera línea versus a un 85% de representación masculina las mujeres. El mismo reporte nos muestra que la participación de las mujeres en el sector de transporte y almacenamiento presenta un porcentaje de 26,90 en trabajadoras, 23,90% en gerencia y un 15,40% en Directorios, en cuanto a la brecha salarial nos muestra que en el nivel administrativo medio equivale a un 12% y en el nivel ejecutivo un 13,20%.

Algunos datos

Según el estudio de Mujeres en la Industria marítima y Portuaria 2022 de Camport (Cámara Marítima y Portuaria A.G.), la participación de las mujeres en el campo administrativo en los puertos ocupó un 41% y un 9% en cargos operacionales, ocupando un 13% del total de los puestos laborales de la Industria.

De acuerdo a las cifras indicadas la participación femenina, tanto por el cuarto reporte de indicadores de género y por el estudio de las mujeres en la Industria Marítima nos indica que ha habido un aumento, se destaca más la participación en el área administrativa, este aumento se ha fortalecido por el avance tecnológico y a la automatización, ya no se requiere de solo fuerza física. Diversos estudios han demostrado que la diversidad de género en los equipos de trabajo puede mejorar la toma de decisiones, la innovación y la resolución de problemas.

¿Que nos sigue faltando para que más mujeres se incorporen al rubro?

Debemos revisar la parte académica y las condiciones posteriores a las que se encuentran expuestas las mujeres.

Por el lado académico, de acuerdo al tercer informe brechas de genero den educación superior 2022, encontramos sólo un 8,1% de participación de mujeres en administración y comercio como área de conocimiento. Si nos preguntamos a que se debe este bajo porcentaje, podemos revisar que aún nos encontramos que las oportunidades laborales siguen desiguales; jerarquización y valoración desigual de habilidades entre mujeres y hombres; ausencia de corresponsabilidad en los cuidados; trabajo doméstico como barrera; y predominio de estereotipos.

Con uno de los principales problemas que nos encontramos es con la conciliación familiar / laboral, las mujeres se encuentran con más trabas para desarrollar su carrera profesional y de la misma forma acceder a puestos gerenciales, por lo que es importante crear iniciativas que permitan que las mujeres eviten postergar su carrera profesional por la familia.

Para atraer más talento femenino es importante realizar algunos cambios:

1.- Contratar más mujeres, romper con los estereotipos de género y poner el foco en las capacidades de las personas. Conseguir que haya más mujeres en puestos directivos relevantes es una forma de mostrarle a las próximas generaciones un futuro posible.

2.- Reducir la brecha salarios, considerando la igualdad de funciones.

3.- Compromiso de las empresas con el apoyo relacionados con horarios racionales, flexibilidad y conciliación sin preferencia de género. 

4.- Condiciones laborales más favorables.

5.- Otorgar las mismas oportunidades de promoción a hombres y mujeres.

Para que se reflejen todos los cambios relacionados con la inclusión basados en la igualdad se deben realizar cambios en las culturas de las empresas, la perspectiva de género en las organizaciones basada en la igualdad de oportunidades será fundamental para alcanzar la meta.

Nos hemos dado cuenta con el sector de la Logística y Comercio Exterior ha demostrado ser resiliente y adaptable, prosperando frente a crisis económicas y estructurales de la cadena de suministro; por lo cual se ve un campo que generará empleos. Por lo que es importante que vaya evolucionando para concretar iniciativas que vayan cerrando la brecha de género. Aplicar la perspectiva de género a la hora de no discriminar a hombres y mujeres en la fase de reclutamiento y así ir eliminando que se le reste importancia a las capacidades o aportes de las mujeres por no considerarlas dentro de la esfera profesional y solo verlas como aptas para funciones de crianza y cuidados.

Por último, es importante que los empleadores establezcan políticas igualitarias, con formación y capacitación, que hagan realidad la incorporación y el desarrollo profesional femenino en nuestro sector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *