Proyectan menor comercio interno de materias primas en Latam

De acuerdo con su reciente informe publicado sobre los desafíos que enfrenta la región, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) reconoció una caída del 7 por ciento en el intercambio regional de productos básicos, aunque el aumento internacional de sus precios haya beneficiado a los países productores.

De todas maneras, el Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2022 presentado por CEPAL indicó un superávit en el plano comercial transfronterizo sostenido principalmente por las commodities.

“Como es usual, el comportamiento variará de una subregión a otra y el grupo de países exportadores netos de hidrocarburos es el que se verá más beneficiado en 2022 por un aumento de los términos de intercambio de productos básicos que sería de alrededor del 17 por ciento”, subrayó el informe.

En este sentido, el organismo estimó un cierre de año con un aumento del 22 por ciento en el volumen total de las exportaciones y un 23 por ciento en importaciones, pero, si bien continuará habiendo un superávit, éste será menor al resultado en 2021.

Además, admitió que “el impacto comercial directo de la guerra entre la Federación de Rusia y Ucrania es de una magnitud baja en América Latina y el Caribe y solo un 0,6 por ciento de las exportaciones de la región se dirigen a esos dos países y la misma proporción de sus importaciones provienen de ellos”.

DESACELERACIÓN
El estudio de CEPAL anunció el crecimiento promedio de las economías integrantes del bloque apenas superior al dos por ciento durante el primer trimestre de 2022, cifra menor a la registrada en el periodo anterior.

La tendiente desaceleración expone a los países de América Latina y el Caribe ante un “panorama económico y social muy complejo” para lo que resta del año como consecuencia directa de las fuertes presiones inflacionarias, la desvalorización de las distintas monedas nacionales, el bajo dinamismo de la creación de empleo, las caídas de la inversión y las crecientes demandas sociales.

El mencionado contexto geopolítico en el Mar Negro indujo a una menor disponibilidad de alimentos que impactaron directamente en los valores internacionales de energía y materias primas, algo que impulsó el superávit de la balanza comercial de la región debido a su condición agroexportadora.

De todas maneras, las perspectivas inmediatas no son alentadoras debido a que el informe calculó una mayor desaceleración en las economías regionales, influyendo negativamente en el registro estadístico de los rubros indicados.

Accede al Estudio Económico de América Latina y el Caribe CEPAL 2022:
https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/48077/4/S2200607_es.pdf

Movant Connection

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.