Países ribereños del Atlántico coinciden en una mayor cooperación comercial sustentable

Dieciocho países ribereños del Océano Atlántico, incluidos Argentina, Brasil, España y Estados Unidos, anunciaron un refuerzo de cooperación transfronteriza para afrontar conjuntamente los retos comerciales e impulsar una economía oceánica sustentable.

A través de una iniciativa colectiva difundida recientemente por el Departamento de Estado norteamericano, los países se comprometen a invertir cuatrocientos millones de dólares para desarrollar los programas necesarios que permitan mejorar las políticas económicas, marítimas y ambientales de los tres continentes que lindan con el Atlántico.

El anuncio responde a intenciones encabezadas por el gobierno presidido por Joe Biden para promover un mayor cuidado de los recursos oceánicos luego de que un informe publicado anteriormente por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO) afirmase que apenas una quinta parte de la pesca mundial es legal, porcentaje que representa una pérdida cercana a los 25 mil millones de dólares para la industria global.

De acuerdo con el comunicado oficial, este renovado impulso hacia una economía comercial marítima sostenible buscará afrontar las amenazas impuestas por el cambio climático para que todos los países ribereños del Atlántico logren subsistir, debido a la importancia que representa este océano por sus rutas comerciales, sus recursos naturales y su biodiversidad.  

En consecuencia, las mencionadas naciones junto a Angola, Canadá, Costa de Marfil, Costa Rica, Ghana, Guinea-Bissau, Guinea Ecuatorial, Irlanda, Mauritania, Noruega, Países Bajos, Portugal, Reino Unido y Senegal intentarán proteger el comercio marítimo y el medio ambiente oceánico de la piratería, el crimen organizado, la pesca ilegal y la contaminación”.

POTENCIAL
Según la opinión colectiva de estos países, “este océano también ofrece un potencial económico sin explotar, por lo que ningún país por sí solo puede resolver los desafíos transfronterizos en la región del Atlántico o abordar plenamente las oportunidades que tenemos ante nosotros”.

De esta manera, los estados atlánticos invitan a otros países con salida oceánica a sumarse al diálogo grupal para fortalecer la colaboración en la región.

Al respecto, Antony Blinken, Secretario de Estado norteamericano, subrayó que “los líderes de esta comunidad oceánica pretenden reafirmar el compromiso con el Atlántico de manera pacífica, próspera y abierta para explorar el desarrollo de una cooperación más amplia”.

Para concretar esta acción, los países trabajarán para concretar una economía oceánica más sostenible e inclusiva que garantice el suministro de recursos indispensables que impulsen el comercio mundial y respalde el abastecimiento de las poblaciones locales, además de explorar nuevas formas que mejoren la gobernanza del Atlántico, eviten las mencionadas amenazas y promuevan el avance de expediciones científicas.

Movant Connection

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.