«La verdadera política pública surge de esa conjunción real entre la interacción entre el estado y el privado. Nosotros, sin ninguna duda, estamos dispuestos a hacerlo».

«Lo que hace nuestro sector, y FAETyL en particular, es poner la economía en movimiento. Somos el nexo entre los productores que necesitan trasladar sus productos hacia diferentes mercados. La logística y el transporte son una parte fundamental y vital de ese proceso».


En un contexto de grandes cambios y transiciones como el actual, ¿cómo es tu mirada sobre la situación del transporte y la logística en Argentina?

Un tema crítico para nosotros son los costos, que como sucede con cualquier otro mercado vertical, nos vemos fuertemente impactados por la inflación.

Nuestro sector tiene insumos primarios que son vitales para su funcionamiento, como por ejemplo el combustible, que ha sufrido escaladas muy grandes de precios generando un fuerte impacto. Nosotros somos parte de un proceso productivo.

Lo que hace nuestro sector, y FAETyL en particular, es poner la economía en movimiento. Somos el nexo entre los productores que necesitan trasladar sus productos hacia diferentes mercados. La logística y el transporte son una parte fundamental y vital de ese proceso.


¿Cómo impactan la logística y el transporte en la suba de precios?
De ninguna manera nuestro sector es un factor de incremento de costos. Somos actores que sufrimos el mismo ecosistema y la misma macro que sufren todos, y no hay forma de que nosotros podamos absorber aumentos de combustible como los que hubo.

Son titánicas las luchas que lleva adelante el sector para poder adquirir el mismo nivel de bienes al mejor precio posible.
La logística y el transporte son rubros que trabajan al tercer decimal. Si me permiten la analogía tenística, estamos siempre “sobre el fleje” y en el caso de muchos de los socios de FAETyL, con costos absolutamente abiertos.

Esto se debe a que el mismo cliente muchas veces demanda esa apertura de costos, por lo que no hay costos ocultos ni lugar para las “avivadas”, esas cosas en este sector no existen. De hecho, continuamente impulsamos la profesionalización y la digitalización de las operaciones para sumar competitividad y ser flexibles para poder seguir acompañando a los clientes.

Por eso, si hay algo que tenemos “a flor de piel” es la creatividad. Obviamente llega a un punto donde por más creativos que nos pongamos no podemos conseguir el combustible a otro precio, ni un neumático más económico que ofrezca los niveles de seguridad y garantice la confiabilidad que queremos.

Porque lo que nunca vamos a hacer es sacrificar la confiabilidad y la seguridad del transporte.


¿Cómo describirías la dinámica de la relación con los clientes en este contexto de continuas renegociaciones y actualización tarifaria?
Tanto las empresas locales, como muchas multinacionales, trabajan en el mismo lugar que nosotros, en Argentina, y entienden perfectamente la dinámica inflacionaria.

Lo que sí sucede es que muchas veces la logística y el transporte primero absorben los aumentos y luego buscan trasladarlos. Como ha sucedido con el aumento de combustible que se registró a inicios del mes, que ya el sector lo perdió, porque no es posible trasladarlo de forma retroactiva al cliente, porque además somos conscientes de que ellos también están viendo bajar sus propios márgenes.

Se está haciendo un esfuerzo enorme por mantener los estándares de la logística y el transporte en Argentina que, paradójicamente, se encuentra entre los mejores estándares a nivel mundial.

Desde FAETyL hablamos constantemente con los usuarios y ahora más que nunca, porque es necesario entender la realidad de los clientes, acompañarlos, y también explicarles la realidad del ciclo.


¿Cómo se posiciona el sector logístico ante los grandes cambios que plantea el nuevo gobierno?
Por un lado, es todavía prematuro saber cuáles serán finalmente los cambios que se produzcan relacionados con nuestra actividad. Sin embargo, la logística argentina ha demostrado en sobradas oportunidades que tiene un poder de adaptación pocas veces visto.

Por el momento, la realidad del mercado local es la de hoy, donde se registra cierto nivel de contracción, pero sin ninguna duda estamos más que listos para afrontar un crecimiento en la demanda de nuestros servicios.


¿Cuál es la mirada de FAETyL en relación al multimodalismo?
Nosotros creemos firmemente en el multimodalismo, porque si hay un lugar por donde optimizar la logística es ese.
Y esto no significa “invertir las ruedas”, ya que hay un montón de modelos de multimodalismo en el mundo, dependiendo de la extensión de terreno, de la cercanía a vías fluviales, y de muchos otros factores que hemos analizado y que se podrían implementar perfectamente en Argentina.

Por nuestra parte, venimos haciendo un esfuerzo muy grande para implementar más corredores de bitrenes, los cuales pueden funcionar como un importante mejorador de costos, de seguridad vial y también de sustentabilidad.

Muchas veces existe el preconcepto de que los bitrenes, por su tamaño, representan un riesgo para la seguridad vial. Sin embargo, la realidad demuestra que son mucho más seguros ya que sus diseños son muy avanzados y tienen mucha tecnología.


¿Cuáles son los temas que hoy dominan la agenda en FAETyL?
Ya “spoileamos” el tema de los bitrenes y el multimodalismo que están muy presentes en nuestra agenda, ya que muchos socios de la federación podrían optimizar muchísimo sus modelos logísticos utilizando la hidrovía o el ferrocarril.

Otro tema en el que estamos haciendo mucho hincapié es en la digitalización. No es posible que hoy los transportistas tengan que tener consigo la gran cantidad de papeles que llevan, lo que les genera muchísimos inconvenientes.
Hoy la tecnología es más accesible que nunca y nosotros tendríamos que estar digitalizando el 90% de nuestros procesos, y esto es importante porque en muchos aspectos es en conjunción con el estado.

Por ejemplo, tener un remito electrónico implica un mejor seguimiento de todos los envíos y de todas las cargas, además le brinda un control a cualquier ente del estado sobre el control de las mercaderías en tránsito en todo el territorio argentino.

La verdadera política pública surge de esa conjunción real entre la interacción entre el estado y el privado. Nosotros, sin ninguna duda, estamos dispuestos a hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *