Multinacionales evalúan alternativas de producción fuera de China

Las diversas interrupciones operativas del gigante asiático y el aumento de las tensiones comerciales con Estados Unidos impulsan a grandes corporaciones, como Honda, Apple y Mazda, a analizar opciones para desviar sus cadenas de suministro fuera del territorio chino.

Una reciente encuesta avala esta información e indica que esta intención de buscar nuevas locaciones alcanza a una cuarta parte de empresas de servicios extranjeras y una quinta de fabricantes internacionales.

En este sentido, la tendencia aumenta en empresas de origen japonés y taiwanés, quienes desde principios de 2022 se plantean trasladar las cadenas de producción a sus propios territorios para evitar posibles futuras interrupciones.

Por su parte, otras naciones cercanas como Vietnam e India y otras no tanto -México- ven una oportunidad en este posible desacoplamiento masivo para atraer el capital extranjero y establecer fábricas dentro de sus fronteras.

En México, casualmente, anunciaron importantes negociaciones con la multinacional juguetera Mattel e incluso la reconocida fabricante china de baterías CATL analiza trasladarse a tierras centroamericanas.

CAUSAS
La política de Cero COVID que buscaron imponer al país desde Pekin obligó a cierres de los principales puertos por varias semanas, hecho que generó una gran congestión en el sistema de transporte marítimo mundial y de almacenamiento de contenedores y, a su vez, produjo una enorme demora en las cadenas de suministro del mundo.

Las demoras en las entregas derivadas de estas interrupciones repercutieron en los resultados económicos de las corporaciones quienes inmediatamente comenzaron a alertar por las pérdidas proyectadas, siendo la automotriz sustentable Tesla la primera en levantar la voz de la mano de su CEO, el multimillonario Elon Musk, quien definió esta situación como “el infierno de las cadenas de suministro”.

Por otra parte, la prolongada e inesperada sequía que golpea al Sur y al Sureste de China sumó presión a las cadenas de producción y redujo la generación de energía sin disminuir su demanda.

Esta extrema situación exigió a los funcionarios a solicitar a fábricas y a empresas que disminuyeran sus operaciones para preservar la electricidad en los hogares y evitar posibles cortes en los próximos días.

Además, la recientemente aprobada Ley de Chips y Ciencia en Estados Unidos, que propone trasladar la fabricación de semiconductores avanzados al territorio norteamericano, elevó el nivel de tensión entre ambas potencias.

MULTINACIONALES
La puja por el mercado tecnológico mundial influyó en la decisión de la electrónica Samsung de buscar una alternativa en Vietnam, donde anunció una inversión superior a los 3 mil millones de dólares para la construcción de instalaciones.

La mayoría de las multinacionales no hablan de un desacoplamiento y se refieren a estas posibles relocalizaciones como “un plan de cobertura de riesgos” que les permita lograr continuidad en las cadenas de suministro. 

Las automotrices representan un caso aparte debido a que el gobierno chino recientemente pronunció su intención de promover las marcas nacionales por encima de las extranjeras.

Esta situación precipitó el abandono del país de Stellantis, fabricante de marcas como Peugeot, Jeep, Chrysler y Maserati, a la que próximamente podrían sumarse VolksWagen y General Motros, entre otras.

Movant Connection

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.