Menor demanda china alivia presión inflacionaria mundial

Por primera vez en décadas, China disminuyó la importación de commodities debido a conflictos internos que llevaron a la recesión a su mercado de la vivienda, hecho que genera alivio en los precios internacionales de metales, energía, alimentos y bienes de capital.

Los especialistas sostienen que, así como la política de COVID Cero permitió los bloqueos portuarios, estancando de esta manera las cadenas de suministro del mundo, la recesión en el sector inmobiliario permite proyectar un leve retroceso en los valores de las mencionadas commodities, las cuales ya rozan o superaron sus máximos históricos.

La mencionada crisis interna se generó como consecuencia de nuevas restricciones al acceso a préstamos inmobiliarios impuestas por el gobierno local, lo que derivó en el apalancamiento de los desarrolladores inmobiliarios y ventas de unidades residenciales.

De hecho, durante los primeros seis meses del año China construyó un 30 por ciento de metros cuadrados menos que en 2021, cuando lograba desarrollar un total de 156 millones de metros cuadrados por mes.

COMMODITIES
Si bien el egreso por importaciones se ha mantenido en las mismas cifras en cuanto a dólares en 2021 y 2022, si se tiene en cuanto el impacto de la inflación mundial en los valores de las materias primas, China, en realidad, redujo un 8 por ciento interanual la compra de commodities.

Minerales como el hierro, el carbón y el cobre son esenciales para la fabricación de materiales para la construcción, como el acero, el cableado eléctrico y otros materiales utilizados, desde la ralentización en el mercado de viviendas chino, la demanda mundial de estas materias primas se redujo entre un 30 y un 50 por ciento.

Debido a esto, las proyecciones en el valor internacional del hierro disminuyeron a la mitad, el precio del cobre cayó una cuarta parte y en China el valor del carbón ahora es un tercio más económico.

Las medidas adoptadas por el gobierno de ese país también impactaron en las preferencias de los consumidores, quienes ya gastan en promedio un diez por ciento menos que el año pasado, lo que comienza a preocupar en el mercado de los alimentos.

Por su parte, también las refinerías chinas confirmaron que están procesando un diez por ciento menos de crudo que en 2021 a raíz de la caída de la demanda de la gasolina, trayendo así alivio en los precios del sector energético mundial, tan golpeado recientemente a raíz del conflicto bélico existente entre Rusia y Ucrania.

 Movant Connection

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.