Inversiones árabes se enfocan en commodities latinoamericanos

A través de nuevas inversiones en energía y alimentos, los Emiratos Árabes Unidos planean aumentar su presencia comercial en Latinoamérica, región en la que ya han generado negocios por más de 25 mil millones de dólares en los últimos cinco años.

El capital proveniente del grupo representante en conjunto de los siete emiratos busca intensificar sus inversiones en energías sustentables y, como los países latinoamericanos están suscriptos a la agenda de descarbonización 2030 promovida por las Naciones Unidas, ven en la región un potencial socio.

Además, América Latina es vista como un proveedor fundamental de alimentos a nivel mundial, motivo por el cual, los árabes agrandarán su presencia en la región a través de la apertura de nuevas cámaras de comercio además de las ya existentes en Argentina, Brasil, México y Panamá.

Desde el emirato Dubai aún no precisaron la futura ubicación de las nuevas cámaras creadas, como tampoco los países destinarios de estas inversiones, pero aclararon que el interés se centra en aquellas naciones que mantengan un marco técnico, jurídico y económico propicio.

Las mencionadas inversiones en Latinoamérica son parte del plan que mantienen los Emiratos Árabes Unidos para estimular su comercio exterior a través de la promoción de una serie de millonarios negocios en distintos mercados mundiales que superan los 500 mil millones de dólares.

OPORTUNIDADES
Dueños de uno de los PBI más altos del mundo, los Emiratos inyectaron desde el 2017 más de 20 mil millones de dólares sólo en Brasil, país que por su potencial agroexportador e industrial representó el ingreso de los árabes al mercado sudamericano, donde luego invirtieron 2500 millones de dólares en Chile, mil millones en Argentina y un resto distribuido en distintas economías regionales.

Hasta el momento, el principal foco de atención árabe se concentró en los sectores del turismo y la logística, pero, según los recientes anuncios, el dinero inyectado se destinará a industrias como la de energía (en especial la minera que permita el desarrollo de fuentes renovables), agricultura, piscicultura e infraestructura.

En la estructura ideada por la nación proveniente del Golfo Pérsico, Brasil cumple un papel fundamental al ser no solo el principal socio comercial en el bloque sudamericano, sino también un posible intermediario en futuros negociados.

Mientras tanto, Colombia, Perú, México, Panamá y otros cinco países centroamericanos esperan convertirse en parte del destino del dinero enviado desde Dubai.

Movant Connection.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.