Inflación subyacente amenaza el crecimiento global

De acuerdo con el análisis de la OCDE, si bien la economía mundial demostró su resistencia durante el primer semestre del año, las perspectivas de crecimiento son débiles ante un proceso inflacionario que persiste más de lo previsto.

En su último informe, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), destaca que si bien la inflación general ha seguido bajando en muchos países, impulsada por la caída de los precios de los alimentos y la energía durante el primer semestre, la inflación subyacente sigue estando muy por encima de los objetivos de los bancos centrales.

Esto significaría que las tasas de interés tendrían que ajustarse aún más o permanencer altas por más tiempo, por lo que el endurecimiento de la política monetaria se está abriendo camino en las economías.

De esta forma, junto con el rápido aumento de las tasas oficiales, han aumentado las tasas de interés para nuevos préstamos corporativos y nuevos préstamos hipotecarios.

Si bien los crecientes costos de endeudamiento son dolorosos para los hogares y las empresas, frenar la demanda de los hogares y las empresas a través de mayores costos de endeudamiento es un canal estándar a través del cual la política monetaria normalmente entra en vigor.

Un contexto vulnerable

El objetivo es evitar que la persistencia de la inflación vuelva a producir perturbaciones en los mercados de energía y alimentos, ya que el débil crecimiento podría ser aun menor si China se desacelera, en un contexto en el que la deuda pública de muchos países sigue siendo elevada.

En este sentido, se espera que la economía mundial crezca un 3,0% en 2023, antes de desacelerarse al 2,7% en 2024, con una participación desproporcionada del crecimiento 2023-24 impulsada por Asia, a pesar de la recuperación más débil de lo esperado de la economía china.

Movant Connection

Últimas noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *