Inflación en Europa podría mantenerse varios años

La normalización de los precios en Europa podría demorar varios años dado que, actualmente, la inflación se encuentra en su punto máximo histórico, según proyectaron distintos especialistas.

De hecho, en septiembre de este año los valores inflacionarios alcanzaron el 10,6 por ciento y, aunque en noviembre se observó una leve baja hasta llegar al 10 por ciento, las estimaciones no auguran una disminución inmediato en los valores de los productos.

A raíz de estas cifras y en respuesta, el Banco Central Europeo (BCE) aumentó las tasas de interés en 200 puntos básicos desde julio con el fin de regresar al 2 por ciento recomendado por el BCE, cinco veces menor que el valor actual.

Las proyecciones en Europa para el 2023 se ubican entre un 6 y un 7 por ciento y desde ese punto comenzará a bajar progresivamente y recién en 2025 se estima que el bloque regional alcance objetivo.

INFLACIÓN

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) hizo un relevamiento sobre la inflación general en los distintos países de Europa.

Turquía encabeza el apartado con el 85.5 por ciento mientras que Suiza es el país con menor valor porcentual con un 3 por ciento. En el medio se pueden encontrar países de gran peso en el comercio internacional como Italia con un 11,8, Alemania con un 10,4 y Reino Unido con un 9,6 por ciento.

Hay que hacer una diferenciación entre la Zona Euro y la Unión Europea, la primera registró un 10,6 mientras que la segunda tuvo un 11,5.

RECESIÓN

La idea de la recesión en la región comienza a desaparecer en la medida que los precios de la energía bajan, el almacenamiento del gas llegó a su máxima capacidad y la posibilidad de racionar se desvanece.

Además, los problemas en las cadenas de suministro reportados en los últimos años se fueron subsanando a medida que los países salían de la pandemia.

“La situación actual sigue siendo grave, pero las empresas y los hogares ahora están viendo la luz al final del túnel y se vuelven más optimistas para el futuro”, dijo Katharina Koenz de Oxford Economics.

Pese al pesimismo causado por la alta inflación, el Producto Interno Bruto de la Zona Euro registró un tercer trimestre con un crecimiento del 0,3 por ciento, una décima más alta que la previsión de Eurostat y cinco décimas más bajo que el período anterior.

Este número constituye el crecimiento más bajo de la región desde el primer trimestre del 2021, cuando la zona creció un 5,3 por ciento.

Movant Connection

Etiquetas: Banco Central Europeo, Comercio Exterior, Europa, Inflación, Logcomex, Logística, Logística Internacional, Movant Connection, News, Zona Euro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *