Grecia: su posición geopolítica para los negocios y la logística con Europa del Este

Durante la semana del 9 al 14 de marzo he participado del evento FOOD EXPO 2024 en la ciudad de Atenas. Un foro internacional de negocios especializado en alimentos y bebidas pero que invitó además a desarrollar una exploración mucho más amplia del mercado heleno, su área de influencia, las oportunidades y los desafíos en términos de comercialización y logística.

Junto con conocer la oferta exportable del mercado anfitrión y la oportunidad de acercar la propuesta comercial latinoamericana a este -escasa por cierto en su asistencia al evento, -solo Ecuador estuvo presente afianzando su tercera posición como socio comercial latinoamericano (el primero es Brasil y el segundo Argentina)- resultó de mi interés valorar que tanto conocemos de este mercado, su región y su área de influencia.

Contextualizando el mercado helénico. Luego de haber vivido una fuerte crisis económica financiera durante el periodo 2010-2012, que resonara en nuestra región bajo el nombre de GREXIT (por su referencia a la alternativa de que Grecia saliera del bloque de la Union Europea) y la posterior crisis migratoria iniciada en el año 2015; Grecia se encuentra hoy en un verdadero momento de crecimiento económico sostenido por importantes inversiones extranjeras.

Su potencial desarrollo es aún mayor cuando consideramos junto con los negocios y el comercio su rol de hub logístico fundamental en la región de Europa del Este y los Balcanes. El socio estratégico mayoritario en las importaciones es la Federación Rusa, seguido por Alemania y China. En tanto en la región de Latinoamérica destacan como aliados comerciales Brasil, Argentina y Ecuador.

Grecia es el tercer país de su zona geográfica en términos de población (10 millones hab), sin embargo, en términos de PBI per cápita resulta el mayor de la región.

Es un nexo natural con Turquía y los países balcánicos orientales (que podemos considerar como puerta de acceso a estos mercados) y cuenta con conectividad mediterránea lo que aporta una logística viable y posible con los mercados internacionales.

El país cuenta con tres zonas francas y lleva adelante importantes acuerdos con inversores internacionales y empresas locales para expandir sus objetivos de abastecimiento a toda la región, abarcando no solo Europa y Asia, sino también poniendo foco en África.

Valorar el mercado griego per se apenas la primera instancia, el desafío es mirar toda su área y potenciar desde ese análisis el ingreso de productos varios latinoamericanos para complementar su economía y avanzar hacia el corazón de los mercados balcánicos.

¿Qué compran hoy desde nuestra región? A modo de reseña he podido validar: -Soja (en semilla, en torta), maíz, cereales, arroz

  • Pasta de madera – madera chapada
  • Cítricos (limones, naranjas, jugos de estos)
  • Trozos y despojos comestibles de gallo o gallina
  • Maní – Porotos – frijoles – lentejas
  • Carne deshuesada de bovinos
  • Camarones, langostinos, merluza
  • Vinos

El desafío siempre es aprender a mirar más allá de nuestro horizonte, investigar datos, generar información, analizar y construir estrategias para ponernos en acción! Los mercados no salen a buscarnos, debemos tomarnos la instancia de involucrarnos cultural y comercialmente. Es allí donde los verdaderos vínculos surgen y entonces construimos negocios sostenibles en el tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *