Gestión logística de residuos industriales peligrosos

 

Desde México, Dulce María Álvarez Torres, gerente de Residuos Peligrosos en Promotora Ambiental, nos comenta detalles sobre la operativa logística de los desechos resultantes de procesos productivos considerados de riesgo en su país.

¿Cuáles son las características que presentan los residuos que habitualmente gestionan?

Normalmente recolectamos y manejamos residuos considerados peligrosos que pudiesen llegar a tener alguna característica de riesgo, ya sea por corrosividad, reactividad, toxicidad, inflamabilidad, biológicos infecciosos, y también algunos compuestos materiales que al ser reactivos pueden generar explosión.

¿Cómo es la clasificación de los mismos?

Hay nueve categorías de sustancias de riesgo para el transporte, pero nosotros nos especializamos en los misceláneos, que son derivados de residuos de un proceso y no una sustancia pura como tal.

Entre los primeros rubros vamos a encontrar siempre a los aceites, a los sólidos y a las aguas contaminantes. Trabajamos con aceites gastados, lubricantes hidráulicos y también con sólidos contaminados, que pueden ser tanto metálicos como no metálicos. Todos desechos contaminados con algún material que contiene características que lo vuelven peligrosos para el ambiente o las personas.

Entre estos materiales tenemos textiles, cartón, papel, madera y todo aquello que pueda estar impregnado con sustancias que representen un riesgo. Operamos también otro sub segmento, que es el de lodo o tierra contaminada con hidrocarburo, gasolina, diésel o algún tipo de metal pesado. El agua contaminada es como llamamos a cualquier líquido residual, como el resultante de la industria textil, por ejemplo, así como también solventes o químicos residuales de laboratorios.

¿Cómo es el proceso de acondicionamiento para su transporte?

Para su transporte, debemos pedir al generador del residuo la ficha u hoja de datos de seguridad que nos indica cuál es la sustancia que predomina en ese material y cuál es su concentración. A partir de esta información, se toman las medidas de acuerdo a las normas vigentes de seguridad y de transporte, que definen también qué tipo de embalaje se requiere de acuerdo a la sustancia.

¿Cuáles son las normativas que se aplican?

Existe una regulación global que obedece a la codificación de las Naciones Unidas donde tenemos un número “UN” (que identifica materiales de riesgo) para cada una de las sustancias y desde el cual definimos la correcta forma de transporte. Nosotros respondemos también a la normativa mexicana, con la cual tenemos que validar ciertas pautas que nos indican cuáles son las sustancias permitidas o exentas para ser transportadas.

¿Cómo se asignan las responsabilidades entre los diversos actores intervinientes?

En el manejo de residuos peligrosos todos los actores logísticos somos corresponsables, tanto el generador, como el transportista y el lugar de destino final. Por eso, desde el inicio de su gestión, hay que asegurarse que el residuo se disponga adecuadamente.

¿Cuál es el destino final de estos residuos?

Los transportamos hacia centros de acopio temporales, donde son reunidos de acuerdo a sus compatibilidades para poder proceder con la segunda fase, que tiene que ver con su deposición final. En principio y como regla general, siempre buscamos el aprovechamiento de todo material que pueda ser reciclado. En líneas generales, las operaciones a las que se someten los residuos son: tratamiento, incineración, confinamiento o reciclaje.

¿Qué desafíos te ha planteado tu profesión?

En todas nuestras operaciones siempre vamos a encontrar retos. A veces hay urgencias o emergencias en donde ni siquiera el generador sabe lo que está pasando ni qué productos están involucrados. Son momentos complejos donde no podemos actuar porque tenemos que respetar nuestras medidas de seguridad, lo que muchas veces representa un freno. En estos casos es importante no perder nunca de vista que nuestro objetivo es llevar adelante los proyectos cuidando la integridad de las personas y del medio ambiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.