Escasez de dólares americanos y aumento de las comisiones bancarias: desafíos para los importadores en Bolivia

En el contexto del comercio internacional en Bolivia, la casi eterna Balanza Comercial negativa y la reciente escasez de dólares americanos ha desencadenado un aumento preocupante en las comisiones bancarias. Este fenómeno, que ha visto un incremento del 3% al 23% el día de hoy, tan solo en un periodo de 12 meses y eso implica un incremento del precio en origen del 20% de los productos que se importan hacia Bolivia y eso es ALARMANTE al final de la cadena de aprovisionamiento esto se traducirá en alza de precios al consumidor de manera inevitable, plantea serias preocupaciones para el futuro de las empresas bolivianas que dependen de las importaciones.

La escasez de dólares americanos en Bolivia ha sido un factor determinante en el aumento de las comisiones bancarias. La limitada disponibilidad de esta moneda y el incremento de las importaciones y frente a las débiles exportaciones ha mantenido el eterno desbalance e incremental en este último periodo dada la disminución de las exportación de gas, que ha llevado a un incremento en los costos asociados con las transacciones financieras internacionales. Este fenómeno ha creado un círculo vicioso “en menos de 10 dias entre enero y febrero 2024 las comisiones bancarias subieron 10 puntos porcentuales” esta subida ya se venía experimentando desde el segundo cuatrimestre de 2023, donde la escasez de dólares impulsa el aumento de las comisiones, lo que a su vez dificulta aún más el acceso a esta moneda extranjera.

Recordamos que los dólares americanos en Bolivia en este punto dependen básicamente de las acciones del Gobierno y que los actores privados no tienen ninguna posibilidad de incidir sin ayuda estatal, el estado tienen la gobernanza plena sobre esta materia, incluso el robusto sistema financiero Boliviano no lo ha podido sostener y ahora transfiere los costos altos de obtener la moneda extranjera los que las demandan para sus importaciones, dado que ya no pueden seguir asumiendo esos costos. El aumento de las comisiones bancarias tiene un impacto directo en los costos de importación y para las empresas en Bolivia. Y esto se reflejara en el plazo inmediato en la alza de precios de bienes importados e incluso en la no disponibilidad para su adquisición y esto a diferencia de países vecinos que aun transitan este camino en la región que tienen niveles de industrialización que puede disponer de bienes sustitutos, en Bolivia es imposible pensar en procesos productivos masivos sin insumos importados, somos una patria importadora, el gobierno en la última década imposibilito la industrialización desde el sector privado y haciendo de esta una práctica publica que no tuvo resultados positivos.

Las empresas se enfrentan a mayores gastos financieros en sus transacciones internacionales, lo que reduce su rentabilidad al punto de poner en riesgo su sostenibilidad en este punto muchos empresarios de la pequeña y mediana empresa ya están desesperados y comprando dólar americanos en el mercado informal por tipos de cambios muy superiores al oficial del gobierno y esto genera expectativas negativas en el economía, por tanto el tipo de cambio oficial ya no expresa la realidad de la economía en Bolivia.

Es imperativo que el gobierno tome medidas correctivas urgentes para abordar esta situación. Esto podría implicar la implementación de políticas de sinceramiento y terapias de shock sobre el gasto publico, no es sostenible vivir en el mundo nominal que el gobierno trata de sostener, la realidad es que nos estamos hundiendo.

Conclusión:

La escasez de dólares americanos y el aumento de las comisiones bancarias representan desafíos significativos para el comercio internacional en Bolivia. Es crucial que el gobierno tome medidas efectivas para abordar esta situación y garantizar un entorno comercial justo y competitivo para las empresas bolivianas. Solo a través de una acción decisiva y coordinada se podrá superar este desafío y promover un crecimiento económico sostenible en el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *