Demanda de minerales energéticos presiona a las cadenas de suministro

Los recientes compromisos asumidos en la Conferencia sobre el Cambio Climático COP28 de 2023 en Dubái están provocando un aumento de la demanda de minerales críticos relacionados con la energía.

La meta es triplicar la producción de energías renovables y la tendencia hacia los vehículos eléctricos, los que contribuirán a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y a mantener el objetivo del Acuerdo de París.

El mismo, plantea permanecer dentro de un límite de aumento de la temperatura mundial de 1,5 grados centígrados.

Crecen los volúmenes

Los minerales críticos son especialmente demandados para la producción de baterías para coches eléctricos, ya que cada batería requiere hasta 200 kg de minerales críticos.

El sector de las baterías es responsable del 70% de la demanda mundial de cobalto. También necesita aluminio, cobre, litio, níquel y tierras raras.

Por su parte, los electrolizadores, cruciales para la producción ecológica de hidrógeno, dependen de diversos minerales críticos, como el platino y el iridio, dos de los metales más raros y caros del mundo.

Los elementos de tierras raras son necesarios sobre todo para los imanes, un componente vital en muchas máquinas eléctricas, especialmente las más eficientes energéticamente.

Importaciones

El comercio de minerales críticos ha crecido en las dos últimas décadas, con una tasa media de crecimiento anual del 10%. En 2021, el crecimiento se disparó hasta el 37% a medida que el comercio se recuperaba tras la caída inducida por COVID-19.

El valor de las importaciones casi se ha duplicado en los últimos cinco años, pasando de 212.000 millones de dólares en 2017 a 378.000 millones en 2022, con un aumento significativo del comercio de metales del grupo del platino (MGP), como el rodio, el iridio y el rutenio.

En los últimos cinco años, el comercio de MGP, tierras raras y otros minerales casi se ha duplicado, alcanzando un valor total de 219.000 millones de dólares en 2022.

Las importaciones de cobre han experimentado un incremento medio anual del 15% desde 2002, con un aumento del 12% en los últimos cinco años.

Este crecimiento se debe en gran medida al aumento de los precios de las materias primas y al incremento de las importaciones de dos grandes importadores, China y Japón.

Exportaciones

Chile es el principal exportador mundial de minerales críticos, con un 11% de las exportaciones mundiales en 2022, seguido de Sudáfrica (10%), Australia, Perú y la Federación Rusa (todos con un 6%).

En cuanto a las tierras, piedras y minerales, Sudáfrica es el primer exportador (con una cuota mundial del 14,3%), justo por delante de Australia en 1,25 puntos porcentuales, seguida de Guinea, que posee una cuota del 9% de las exportaciones, debido principalmente al aluminio.

Perú es el cuarto exportador, principalmente de zinc, estaño y molibdeno.

Esfuerzo conjunto

Será necesario realizar esfuerzos especiales para diversificar la disponibilidad de minerales críticos en el futuro a fin de responder a esta creciente demanda.

Los especialistas señalan que el comercio abierto puede ser un elemento importante del esfuerzo colectivo para apoyar una transición sostenible hacia una economía con bajas emisiones de carbono.

Movant Connection

Últimas noticias

OMC
Etiquetas: demanda, minerales críticos, transición energetica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *