¿Cómo incide la crisis en el Canal de Suez en los retailers y proveedores?

Distribuidores y comerciantes enfrentarán demoras y aumentos de costos al desviar la carga fuera del Canal de Suez, lo que repercutirá en el precio de los insumos y afectará la economía de las personas.

El Canal de Suez, vía marítima que es utilizada por aproximadamente un tercio de la carga mundial de portacontenedores, enfrenta momentos de incertidumbre en la actualidad.

Distintas empresas, comerciantes y distribuidores elevaron la voz al experimentar variaciones en los nuevos costes que implicaría desviar sus cargas por fuera del Canal de Suez.

«Redirigir los barcos alrededor del extremo sur de África cueste hasta 1 millón de dólares adicionales en combustible por cada viaje de ida y vuelta entre Asia y el norte de Europa, por citar un ejemplo», comentaron ejecutivos de un fabricante de juguetes que lidera los envíos marítimos de Walmart y proveedores de empresas como IKEA, Home Depot, Amazon.

Muchas empresas tienen sus fábricas en China, por lo que han contemplado utilizar como alternativas rutas más largas, como el puerto del Reino Unido y Rotterdam. De hecho, las tarifas de algunos fletes entre China y el Reino Unido se duplicaron hasta alrededor de 4.400 dólares por contenedor desde que comenzó el conflicto entre Israel y Hamas en octubre. También, existe la posibilidad de utilizar el Canal de Panamá, aunque sigue afectado por la sequía.

Estimaciones indican que enviar un contenedor de 40 pies (FEU) desde el Lejano Oriente al Mediterráneo cuesta 2.320 dólares “después de la escalada”, frente a 1.865 dólares por FEU a principios de diciembre; y enviar un FEU desde China al Reino Unido cuesta 1.625 dólares, frente a 1.425 dólares por FEU a principios de diciembre. Cabe señalar que estas tarifas no incluyen recargos por riesgo “extraordinarios” ni “coste de recuperación de emergencia” que pueden oscilar entre 400 y 2.000 dólares por FEU

En este sentido, Michael Aldwell, vicepresidente ejecutivo de logística marítima de Kuehne + Nagel de Suiza, anticipó que el mayor impacto probablemente se producirá en las próximas seis semanas.

Frente a este escenario complejo, grandes navieras como Maersk CMA CGM reanudaron sus viajes con escoltas militares a través del Mar Rojo.

Cumplir plazos de entrega antes de la fecha límite de principios de febrero para sacar productos de China, momento en que las fábricas cierren por las celebraciones extendidas del año nuevo chino, se ha vuelto una odisea para muchos proveedores y comerciantes, además de los costos que experimentan que indudablemente impactará en el bolsillo de las personas.

Movant Connection

Últimas noticias

OMC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *