Commodities: Cereales tocan su piso más bajo en dos meses

Los precios internacionales de los cereales alcanzaron ayer su precio más bajo en dos meses y medio producido principalmente por la presión ejercida en las cosechas actuales y una demanda externa que se debilita cada vez más, según su cierre en la Bolsa de Valores de Chicago.

El descenso más significativo lo sufrió la soja, cuyo contrato con vencimiento en diciembre cerró su última cotización con una caída de 4,32 dólares para cotizar a 499 dólares por tonelada, un 0,86 por ciento menos que el día anterior, precio que por primera vez desde el 25 de julio de este año se ubicó por debajo de los 500 dólares.

El contrato del maíz, por su parte, sufrió una caída del 1,74 por ciento, o sea, 3,35 dólares para cerrar a 265,93 dólares por tonelada, mientras que el trigo cotizó un 2,85 por ciento (8,45 dólares) menos que el cierre anterior para pasar a costar 322,99 dólares por tonelada.

De esta manera, las bajantes en los precios internacionales de los granos representan una consecuencia directa generada por la especulación mundial ante una posible recesión el próximo año.

Los analistas sostienen que la potencial crisis económica que atravesaría el mundo desgastaría la demanda de las principales materias primas cerealeras, al mismo tiempo que las exportaciones a los principales países del mundo ya son menores a las esperadas para un mercado completamente golpeado por el contexto geopolítico internacional.

DEBILITAMIENTO

Para el economista Arlan Suderman, «los mercados de granos y semillas oleaginosas cotizan débilmente, lo que refleja un mayor temor a los problemas de recesión global que puedan erosionar la demanda de materias primas basados en alimentos y energía en los próximos meses».

Sin embargo, anualmente se espera que la demanda global de estas commodities aumente durante esta temporada, hecho que finalmente no ocurrió este 2022 y, al margen de que el factor climático también afectó a las cosechas, los precios no detienen su caída luego de haber alcanzado sus máximos históricos durante el primer semestre.

Por otra parte, «es difícil que el mercado de los cereales se recupere mucho en un contexto de cosecha y todavía existe la preocupación por la demanda china», sostuvo el analista especializado Tomm Pfitzenmaier.

Además, el impacto de las afectaciones ambientales afectó las distintas cosechas en los países productores de la región y, debido a la escasa producción, también derrumbó las proyecciones estimadas para el cierre del año.

Movant Connection.

Etiquetas: Bolsa de Chicago, Comercio Exterior, Commodities, Logcomex, Logística, Logística Internacional, Maiz, Movant Connection, News, Soja, Trigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *