BID: las 10 variables claves del comercio exterior de LATAM en el último trimestre

En su último relevamiento, el Banco Interamericano de Desarrollo destaca el impacto de la caída de precios y de la demanda global de los productos de la región, así como la normalización del costo del transporte internacional de cargas. Todos parámetros vitales para analizar el desempeño presente del comercio exterior regional y las perspectivas a mediano plazo.

Comercio internacional e inversión:
  1. Contracción del comercio global y de las exportaciones de América Latina y El Caribe:
    El valor del intercambio mundial de bienes cayó 6% interanual en enero-septiembre de 2023 debido tanto a la disminución de los precios (-4%), como de las cantidades (-2%). La OMC y el FMI estiman que 2023 cerrará con una expansión del comercio mundial de entre 0,8% y 0,9% en términos reales, lo que implicaría un repunte en la última parte del año. En este contexto, el valor de las exportaciones de bienes de ALC disminuyó 3% interanual en el acumulado a septiembre de 2023, fundamentalmente a raíz de la contracción de los precios. México registró variaciones positivas en lo que va del año.

  2. Los precios de los productos básicos impactan negativamente sobre el saldo comercial de la región:
    La contracción de los precios de la mayor parte de las materias primas respecto de los altos niveles de 2022 (-23,2% para los diez primeros meses de 2023 de acuerdo al índice general del Banco Mundial) ha impactado sobre las cuentas externas de los países de ALC, empujando hacia abajo los valores tanto de las exportaciones como de las importaciones.

    El impacto neto de este fenómeno, sin embargo, resulta heterogéneo: se observa un efecto positivo para las economías de Centroamérica, Caribe y México, donde la contracción en los precios de sus exportables se ha visto más que compensada por el abaratamiento de algunos de sus importables más importantes, especialmente petróleo. Por el contrario, el impacto fue negativo para los países Andinos y del MERCOSUR.

  3. La demanda externa relevante para los países de alc muestra un menor impulso:
    La economía mundial ha venido desacelerando su ritmo de crecimiento a lo largo del último bienio como resultado, fundamentalmente, de las políticas de contracción monetaria que se han implementado como respuesta al incremento en las tasas inflacionarias que acompañaron la recuperación de la economía mundial pos pandemia.

    En ese contexto, es de prever un horizonte más complejo para las exportaciones de la región, con un escenario un poco más favorable para aquellas economías con un patrón comercial más orientado hacia la región asiática, y algo más complicado para las más vinculadas a la zona Euro y EE.UU.

  4. Los tipos de cambio reales tienden a apreciarse en la región:
    Desde fines de 2021, y como respuesta a la fuerte suba en las tasas inflacionarias, la mayor parte de los Bancos Centrales de la región endureció la política monetaria. De este modo, y aún en el contexto de deterioro de las cuentas comerciales y de incremento de las tasas de interés en los países desarrollados, el tipo de cambio tendió a apreciarse en términos nominales en varios de los principales países de ALC (Brasil, México, Colombia, Uruguay y Costa Rica), al tiempo que se mantuvo casi sin cambios en los restantes.

    En este marco, y dado que la baja de la inflación ha avanzado en la mayor parte de las economías a ritmo razonable en 2023 (pero menor a la baja observada en EE.UU), algunos tipos de cambio real tendieron a apreciarse en relación al dólar.

  5. El costo del transporte internacional de carga se normaliza:
    Durante 2023 la evolución de las tarifas de los fletes marítimos continuó la tendencia hacia la baja iniciada en 2022, regresando a los niveles anteriores a la pandemia. El costo vinculado al transporte de contenedores registra una contracción interanual del orden del 78%. La desaceleración en el ritmo de crecimiento del comercio internacional, la normalización de los flujos portuarios y el incremento en la capacidad de transporte de buques portacontenedores acontecido en 2022 (3,9% interanual de acuerdo con UNCTAD), son algunos de los factores que explican el descenso de las tarifas.

    Por su parte, si bien el precio de trasladar carga seca a granel (medido por el Baltic Dry Index) registró ya en febrero de 2023 valores inferiores a los observados pre-pandemia, la serie mantuvo un comportamiento volátil durante el año, cerrando el último trimestre con un incremento interanual de 43%. La combinación de factores tales como las exportaciones récord brasileñas de cereales y oleaginosas, la expansión de la demanda china de mineral de hierro y carbón, y la sequía que afecta el canal de Panamá, explican dicho alza.
Integración y negociaciones internacionales
  1. Negociaciones globales y regionales:
    En 2023 los países de ALC mostraron avances tanto en las negociaciones intra como extrarregionales: entraron en vigor 3 nuevos acuerdos comerciales y 6 más fueron firmados; además, otras 4 negociaciones siguen en marcha y se sumaron 6 nuevas negociaciones. En particular, entre agosto y octubre (período que cubre esta edición de Connexa) se destacó la continuidad de la actividad negociadora de algunos países de la región con varias economías asiáticas, especialmente de los centroamericanos.

    En el resto del mundo se destaca la dinámica negociadora de los Emiratos Árabes Unidos, la República de Corea, el Reino Unido y los países del European Free Trade Agreement (EFTA), así como reuniones de varias iniciativas de índole regional.

  2. Principales desarrollos de las agendas de los procesos de integración de ALC:
    Durante los últimos tres meses se evidenciaron avances en temas diversos de integración, entre los que se destacan el trabajo de la AP en los procesos de incorporación de nuevos miembros, el compromiso de la CARICOM para implementar la libre movilidad de personas, y los progresos en el Proceso de Integración Profunda entre Guatemala, Honduras y El Salvador en Centroamérica.

  3. Los acuerdos de países de ALC con la UE observan un alto grado de utilización:
    El grado de uso de las preferencias en el marco de los acuerdos de libre comercio firmados con la UE se encuentra en un 81% (2022). Sin embargo, el comercio preferencial solo representa un 31% del comercio total, debido a que el resto se exporta bajo el arancel de la nación más favorecida (NMF).

    Se observa en este sentido un escenario heterogéneo, ya que para algunos países las preferencias son centrales para exportar a la UE (ej. Ecuador, Belice, Guatemala), en tanto que otros exportan más productos ya liberalizados en el marco de la OMC y/o utilizan poco las preferencias (e.g. Antigua y Barbuda, Guyana).

    El caso del Caribe, en el marco del acuerdo CARIFORUM-UE, es ilustrativo de esta heterogeneidad. Mientras que países como Belice dependen fuertemente del acuerdo, con un 95% de utilización de las preferencias y una participación del comercio preferencial en el total del 89% (principalmente alimentos preparados); Guyana aprovecha el 96% del comercio preferencial elegible, pero las exportaciones a la UE (minerales) tienen mayormente arancel NMF de cero, motivo por el cual el comercio preferencial solo pesa un 2%.

  4. La nueva ola de subsidios industriales y las discusiones en la OMC:
    Frente a la confluencia de diversos fenómenos que atraviesan la nueva realidad mundial, como por ejemplo el cambio climático, la disrupción más frecuente de las cadenas de valor y mayores tensiones geopolíticas, varios países desarrollados desplegaron una serie de paquetes con cuantiosos incentivos y beneficios estatales orientados a apuntalar la transición industrial verde y el desarrollo de tecnologías estratégicas para la nueva era digital.

    En este marco, y como antesala a la decimotercera Conferencia Ministerial de la OMC en Abu Dhabi, los países miembros se encuentran debatiendo acerca de las oportunidades y los desafíos globales que plantean los subsidios industriales sobre el sistema multilateral de comercio.
    Cuestiones vinculadas con la transparencia, la identificación de subsidios que contribuyan a generar bienes públicos globales con mínimos efectos distorsivos sobre el comercio internacional, y el margen de acción (policy space) con el que cuentan los países en desarrollo y aquellos menos adelantados para hacer política industrial, forman parte de los principales ejes de discusión.

  5. La COP28 llama a una transición para abandonar el uso de los combustibles fósiles:

    La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP28) cerró con un acuerdo que, en concreto, pide a las partes contribuir para triplicar la producción de energía renovable y duplicar las mejoras de eficiencia promedio para 2030; acelerar los esfuerzos para la eliminación progresiva del uso del carbón; transicionar hacia el abandono de los combustibles fósiles en los sistemas energéticos; reducir sustancialmente las emisiones de gases distintos del dióxido de carbono; acelerar la reducción de las emisiones procedentes del transporte por carretera;
    eliminar lo antes posible las subvenciones ineficientes a los combustibles fósiles que no abordan la pobreza energética o las transiciones justas; entre otras medidas más generales.

    Cabe señalar que los combustibles fósiles representan 14% del comercio mundial y 11% de las exportaciones de América Latina y el Caribe. Por lo tanto, esta decisión impactará fuertemente en los flujos globales y regionales. En particular, algunos países como Colombia, Guyana, Ecuador, Trinidad y Tobago o Bolivia5, son profundamente vulnerables, considerando que el sector representa una importante fuente de ingreso de divisas.

    Movant Connection

Últimas noticias

OMC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *