Argentina: despachantes advierten sobre los riesgos de desprofesionalizar el Comex

El nuevo gobierno del país sudamericano eliminó por decreto el requisito de registro para los despachantes de aduana, habilitando a que cualquier persona pueda desempeñar ese rol.

Bajo la premisa de desregularizar y facilitar el comercio exterior argentino, el gobierno recién asumido de Javier Milei, incluyó en un amplio decreto de necesidad y urgencia (DNU) diversas medidas enfocadas en las normativas que rigen las relaciones comerciales del país con el mundo.

Entre ellas, si bien se mantiene la figura del despachante de aduana como “Auxiliar del Servicio Aduanero”, se elimina la obligatoriedad de registro para realizar dichas tareas, lo que permite que personas sin formación profesional participen de las operaciones de comercio exterior cumpliendo ese rol.

Consultado por Movant Connection, Pablo Pardal, ex vicepresidente y actual asesor del Centro de Despachantes de Aduana de Argentina (CDA), nos brinda su mirada sobre esta situación inédita para el comercio internacional del país.

¿Cuál es la lectura que realizan desde el CDA sobre la “desregulación” de la actividad de los despachantes que plantea el nuevo DNU?
El CDA está a favor de la desregulación y de la facilitación del comercio, pero desregular no es liberar indiscrecionalmente, sin medir el perjuicio que puede generar a nivel país y mucho menos sobre una profesión de más de 100 años.

¿Qué objetivos consideran que se persiguen con esta medida?
Creemos que la medida persigue objetivos poco claros, porque no tiene sentido la forma de la reforma, ni el medio utilizado, entiendo que solo beneficia a unos pocos y perjudica a muchísimas personas.

¿Cómo considera que impactará en el trabajo de los Despachantes?
El despachante de aduana es uno de los pocos actores profesionales dentro del comercio exterior argentino, más allá de su título habilitante y estar consagrado en el código aduanero, lo valida la versatilidad que demuestra a la hora de interpretar normas, declarar mercaderías, valorarlas, llevar adelante complejas operaciones logísticas, luchar por los derechos de nuestros clientes y desarrollar nuestras empresas en un país de constantes cambios, dando trabajo genuino a las de 4000 personas en forma directa, con lo antes expuesto ¿de qué manera consideran ustedes que puede impactar?

Sabemos que recientemente han mantenido reuniones con la nueva Directora General de Aduanas, ¿cómo fue ese diálogo y qué conclusiones pueden sacar del mismo?
La Aduana muestra la misma preocupación que nosotros al respecto de la poca capacidad de control que va a ver sobre los actores, la falta de información de los mismos, la no validación de idoneidad y el posible descontrol sobre las operaciones.

Movant Connection

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *