“A un sector de servicios, si no le ponés un plan de incentivo es la muerte o la crisis”

Roberto Rivero es Director Ejecutivo de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC) y en esta entrevista con Movant Connection examina la situación actual del sector del transporte en el país, tras las recientes decisiones implementadas por el Presidente Javier Milei.

¿Cuál es la actualidad del sector del transporte hoy en Argentina?

Hoy está habiendo menos requerimientos de fletes y vemos en las noticias el mensaje de “hay que ajustarse el cinturón”. Después de la última devaluación, el transporte de cargas en Argentina tuvo una disparada de los costos inusitada. Esto provocó que los principales insumos que tienen que ver con la actividad se hayan ido a más del 100% de su costo anterior. Casualmente, el combustible (que es el 30% de la cadena) tenía un atraso notable, al estar dentro de la lista de precios cuidados, y después se empezó a liberar gradualmente. Ahora, durante el mes de diciembre hubo casi un 80% de aumento. Sucede que no tiene un precio uniforme en todo el país, entonces cuando uno dice aumentó el 70% en Capital Federal, en Paso de los Libres el aumento fue del 85%. En los lubricantes, por ejemplo, hubo una variación entre un 60% de aumento, que te dice un distribuidor, y un 20% según las petroleras. Hay una distorsión, es muy complicado rearmarse.

Acorde a tu experiencia ¿Qué podés llegar a visualizar a futuro?

Depende de qué anteojo me ponga. Si uso el anteojo del vaso medio vacío, viene un periodo recesivo, que es lo peor que le puede pasar a un sector de servicios. Si tenemos en cuenta todas las modificaciones que están sufriendo los precios, eso detiene el consumo de los ciudadanos, lo restringe o lo hace selectivo, y eso para el sector de transporte de carga es la peor noticia. A un sector de servicios, si no le pones un plan de incentivo es la muerte o la crisis.

¿Qué es lo que les comentan las empresas del sector?

Te diría que la gran preocupación es ésta que menciono. Si me cambio de anteojo, veo el vaso medio lleno, con el próximo plan de incentivo para las economías regionales se empiezan a mover los puertos. Ahí podríamos ver una recuperación de la actividad. Ahora bien, trasladarle el costo a una tarifa, se le puede hacer a un gran dador de carga (petroleras, químicas, farmacéuticas), donde el costo logístico para ellos sigue siendo el 2 o 3% de su ecuación. Pero es muy difícil hacérselo a una Pyme. Nosotros tenemos en el interior 4.500 pymes, y muchas de ellas no tienen más de 5 camiones.

¿Cuál es el peor escenario que imaginás?

El de la recesión, que vaya más allá del acomodamiento de precios que están calculando a marzo. Si esto no se controla, ni tampoco los precios y no empieza a surgir la actividad nuevamente, va a estar complicado el sector, porque no va a poder pagar los costos. El peor escenario es que todo se combine como para seguir en esta situación de ajuste permanente de la economía, más allá del tiempo que puede tolerar el bolsillo de la gente y las pequeñas empresas. Un flete no es una lata en un supermercado que vos le cambiás el precio y la gente no compra una semana y después se resigna y lo compra. Acá son contratos individuales que tenés que negociar.

El peor escenario es ese. Que todo esto se dé una negociación eterna donde para dar un paso tengas que mover cielo y tierra para cambiar una tarifa por el aumento de combustible. Porque hoy el índice nuestro por los primeros 15 días de diciembre era el 20%. Pero ¿quién te lo paga?

¿Si tuvieses que dar algún consejo para surfear esta ola?

El consejo es cuidar el dinero de la caja. No endeudarse a través de créditos, porque no se van a poder pagar ya que no va a haber actividad. Cuidar y manejar con mucho cuidado al personal porque vos le estás confiando a un conductor un bien que está arriba de los 150.000 dólares. Entonces, esa persona tiene que ser tu socio.

Movant Connection

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *