Advierten sobre posibles cambios en los patrones comerciales globales

Staff

El impacto de la pandemia del COVID-19 en los volúmenes de comercio marítimo en 2020 fue menos grave de lo que se esperaba inicialmente, pero sus efectos secundarios serán de gran alcance y podrían transformar el transporte marítimo, según el Informe sobre el Transporte Marítimo 2021 de Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

El informe muestra que el comercio marítimo se contrajo inicialmente un 3,8% en 2020, reflejando un choque inicial, pero recuperándose posteriormente y previéndose un aumento de 4,3% en 2021. Las perspectivas a medio plazo para el comercio marítimo siguen siendo positivas, pero están sujetas a «riesgos e incertidumbres crecientes».

Se prevé que el crecimiento anual del comercio marítimo entre 2022 y 2026 se ralentizará hasta el 2,4%, frente al 2,9% de las dos últimas décadas.

Factores adversos que afectan al comercio marítimo

La pandemia amplió los problemas que ya existían en el sector del transporte marítimo, especialmente la escasez de mano de obra y las necesidades de infraestructura.

La UNCTAD Insta a los gobiernos y a la industria a seguir trabajando juntos y en colaboración con las organizaciones internacionales pertinentes para facilitar los cambios de tripulación.

Factores que impulsan el alza de los precios al consumidor

El informe señala que los cuellos de botella en la cadena de suministro han obstaculizado la recuperación económica, ya que el repunte del comercio se ha topado con problemas logísticos inducidos por la pandemia, como la escasez de equipos y contenedores, servicios menos fiables, puertos congestionados y mayores retrasos y tiempos de espera.

El análisis de la UNCTAD predice que los niveles de precios de las importaciones a nivel mundial aumentarán un 11% de media como consecuencia de la subida de los fletes

El sector del transporte marítimo también debe enfrentarse a la adaptación al cambio climático y a una mayor resiliencia, así como a la urgente necesidad de descarbonizar y encontrar combustibles alternativos para reducir las emisiones.

Tendencias que configuran el transporte marítimo

Los pedidos de nuevos buques disminuyeron un 16% en 2020, continuando una tendencia a la baja de años anteriores.

El comercio electrónico transformó los hábitos de compra y los patrones de gasto de los consumidores e impulsó la demanda de instalaciones de distribución y almacenamiento.

Se prevé una combinación de deslocalización, diversificación, replicación y regionalización, y es probable que China siga siendo el principal lugar de fabricación.

REFERENCIA

https://unctad.org/es/news/el-comercio-maritimo-capea-el-temporal-de-covid-19-pero-se-enfrenta-efectos-de-largo-alcance

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *