Tecnología al servicio de las problemáticas logísticas actuales

Staff

Por Beatriz Cáceres (*) y Sergio Gevatschnaider (**)

En nuestra época el impacto del COVID-19, junto a las necesidades de sostenibilidad ambiental, surgieron como temas fundamentales de la problemática sanitaria que plantean desafíos a las cadenas logísticas, relacionados con garantizar que los insumos médicos sean distribuidos en forma eficiente y segura, lo cual implica considerar una estructura capaz de reaccionar a situaciones de emergencia.

Este punto nos lleva a analizar alternativas para un manejo eficiente en el suministro de vacunas, donde hay que considerar la necesidad de seguridad y confiabilidad en los registros a lo largo de toda la cadena. Por este motivo, se requiere otro tipo de tecnología que permita una gestión eficaz para la supervisión de las cadenas de suministro de vacunas y una solución aplicable a ambos aspectos, el ambiental y el sanitario, y que permita estimar de la manera más eficiente la demanda futura. Para ello este artículo postula tres tecnologías: Una es el “blockchain” para brindar completa seguridad en la información y auditoría del proceso de gestión en la distribución de vacunas, por otro lado, el uso combinado de una herramienta de la estadística inferencial, como el “machine learning”, como medio para mejorar la estimación de demandas de vacuna y por último los modelos basados por agentes que permite analizar las interacciones sociales.

El aporte de la tecnología blockchain

Tradicionalmente, las vacunas han sido supervisadas mediante agencias gubernamentales, en este caso los reguladores requieren pruebas mediante técnicas estadísticas como el muestreo aleatorio, para garantizar la seguridad de las vacunas. En relación a este punto, la utilización de la tecnología blockchain es un cambio paradigmático en el modelo de gestión. Para analizar el porqué de este hecho hay que considerar que la logística y el transporte son sectores pioneros en adaptarse a las circunstancias cambiantes de la economía, liderando la innovación de soluciones tecnológicas. La tecnología blockchain es un nuevo modelo que aportará descentralización, confianza y colaboración para lograr una mayor eficiencia en la gestión de la cadena logística, permitiendo acelerar los procesos, garantizando operaciones más ágiles, reducir costos, tener más transparencia y mejorar la auditabilidad de todas las operaciones.

La tecnología blockchain puede ser definida como un libro de contabilidad pública (ledger), descentralizada y distribuida, basado en bloques cuyos componentes son datos digitales. La seguridad de la tecnología está diseñada para evitar que cualquier persona pueda alterar indebidamente la información. En concreto, está formada por tres partes:

1. Los bloques guardan información sobre las transacciones, como la fecha y la hora en que se generó la operación.

2. Los bloques guardan los datos sobre aquellos usuarios que son responsables de las transacciones, en lugar de usar sus datos reales, se los identifica en forma criptográfica mediante una firma digital de carácter único, que permite reconocer unívocamente al usuario.

3. Como cada persona tiene datos personales que la diferencian del otro, cada bloque almacena un código único que se denomina «hash», un tipo de función matemática que transforma los datos en una serie fija de bytes.

4. El bloque debe tener un hash que es un código único de identificación, que también recibe el hash del bloque más reciente agregado a la cadena. Cuando se agrega ese nuevo bloque la cadena queda disponible públicamente para que cualquier usuario la pueda ver.

La tecnología blockchain da cuenta de los problemas de seguridad y confianza de varias maneras, en primer lugar, los nuevos bloques siempre se almacenan de forma lineal y dentro de un eje cronológico, es decir, un nuevo bloque es adicionado siempre al final de la cadena de bloques. Después de incorporar un nuevo bloque es muy difícil volver atrás y alterar el contenido, debido a que cada uno contiene su propio hash, junto con el hash del anterior. Los códigos hash son creados por una función matemática que convierte la información digital en una serie de números y letras. Si esa información se edita de alguna manera el código hash se modifica, lo que lo hace muy útil para resguardar la información en forma confiable. El registro basado en blockchain proporciona, por lo tanto, una única versión compartida de la verdad, basada en la tecnología incorruptible de un libro que no se puede manipular.

En el caso de las vacunas esta tecnología es una ayuda invaluable para combatir el fraude y la adulteración en su uso. Un ejemplo actual es la red de distribución de vacunas impulsada por IBM Blockchain, que permite a los fabricantes mejorar la supervisión y control sobre los productos. En el caso de los distribuidores les posibilita reaccionar más rápidamente a las interrupciones de la demanda, mientras que al otro usuario fundamental en la cadena, las farmacias, les permite optimizar tanto la gestión de inventario como mejorar la seguridad de las vacunas. Estos elementos combinados posibilitarían sustentar una mayor confianza ciudadana en las vacunas facilitando el retorno a las actividades cotidianas.

Machine learning, el aprendizaje automático

Otra tecnología complementaria que potenciaría el uso de blockchain son las técnicas de aprendizaje automático o machine learning, rama de la estadística inferencial, que proporciona formas novedosas de analizar los datos en los sistemas de gestión de la información, ayudando a evitar una de las principales causas de la caducidad de la vacuna, como es la estimación incorrecta de la demanda. Su utilidad cuando se complementa a la tecnología blockchain se incrementa, pues los registros en el sistema blockchain de vacunas pueden proporcionar las dosis totales de vacuna consumidas anualmente, que se puede utilizar para pronosticar la demanda de vacunas para el próximo año. El aprendizaje automático es un área amplia que cubre varias clases de algoritmos para reconocimiento de patrones y toma de decisiones.

Una tercera tecnología para mejorar la cadena de suministros y perfeccionar el análisis de la demanda es investigar los posibles contactos que promueven la expansión de una enfermedad. Hay que tener en cuenta que a pesar de las vacunas, el COVID-19 y sus variantes podrían convertirse en una enfermedad recurrente lo que incrementa la incertidumbre en el largo plazo. Dentro de la órbita de IBM se están elaborando proyectos como un modelo basado en agentes (ABM) que permite simular los contactos en relación al COVID-19 utilizando los teléfonos inteligentes, pero a su vez permitiendo preservar la intimidad. El objetivo del proyecto es simular cómo los contactos y el rastreo voluntario de contactos humanos pueden afectar la propagación del COVID-19. Las epidemias, las enfermedades y demás males han sido permanentes en el desarrollo humano generando miedo y desesperación y la mejor respuesta son las armas más poderosas que tiene el género humano, su inteligencia unida a su capacidad para enfrentar las adversidades, su único y mayor don ante los desafíos de la historia.

(*) Lic. En Comercio Internacional (beacacereso@gmail.com), (**) Dr. En Cs. Económicas – UBA (sergiosear@yahoo.com.ar).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *