Status y rol de la digitalización en logística y comercio exterior

Staff

“El vertiginoso desarrollo de las tecnologías de la información ha generado, en un corto periodo de tiempo, profundas transformaciones tanto en los hábitos de consumo de la sociedad como en la dinámica de los negocios en todos sus niveles.

El ritmo de lo digital se impone y demanda el mismo nivel de agilidad e inmediatez a todas las actividades económicas, como en el caso de la logística y el comercio exterior.

La digitalización brinda la posibilidad de optimizar las operaciones y de contar con una visibilidad inédita del negocio, capaz de facilitar la toma de decisiones a partir de la disponibilidad de información precisa en tiempo real.

Sin embargo, en contextos complejos como el actual, las urgencias suelen posponer lo importante. Pero sería constructivo, a pesar de las dificultades, no perder el foco y estar atentos a todas aquellas pequeñas mejoras que quizás estén a nuestro alcance y nos encaminen hacia una evolución que, en no mucho tiempo, dejará de ser una opción para convertirse en una necesidad ineludible”. Javier Carrizo, Director de Movant Connection.

Un contexto desafiante

Tal como destaca Viviana Rinaldi, periodista argentina especializada en logística, a partir de la crisis sanitaria las empresas tuvieron que tener en cuenta nuevos modelos operacionales a la hora de definir sus cadenas de suministro, lo que no sólo implicó cambiar la tecnología, sino la manera de pensar. En este punto, algunos de los elementos comunes para todo tipo de empresas en esta transformación identificados por la especialista son: cultura y liderazgo; capacitación de la fuerza laboral; integración de tecnología digital en los procesos de cada área y eficiencia de la operación. “El proceso de digitalización lleva tiempo, pero la escala y volumen de datos es el único camino posible para que la cadena logística sea más eficiente”, destaca.

El avance de la digitalización

Si bien este proceso evolutivo es de alcance global, presenta características particulares en los diversos países y regiones. A continuación, compartimos las visiones de distintos miembros de la comunidad Movant Connection sobre la dinámica del progreso de digitalización en logística y comercio exterior.

Miriam Lanabere (Argentina), Licenciada en Comercio Internacional, destaca que si bien “existe una conciencia generalizada de la necesidad de digitalizar las operaciones de logística y comercio exterior, en general (particularmente las Pymes), la tecnología avanza más rápido que la capacidad de adaptación de las empresas y esto se debe, principalmente, a dos factores: los costos y la falta de tiempo”. Mientras que hay sectores como los eCommerce y las grandes empresas que sí están pudiendo seguir las tendencias digitales.

Federico Martin Pinto (Argentina), profesional en freight forwarding, destaca la implementación en 2018 en el país de la VUCE (Ventanilla Única de Comercio Exterior) como herramienta útil para facilitar el comercio exterior, sobre todo a PYMES, al permitir encontrar en una sola plataforma todos los trámites necesarios para exportar/importar. Sin embargo, señala que a pesar de la crisis sanitaria se siguió exigiendo a los importadores los Bill of Landing (documento de embarque) físicos y firmados por ATA (Agente de Transporte Aduanero), en lugar de implementar la firma digital de este documento.

Daniella de Luca (Chile), Profesora de Logística y Comercio Internacional y Doris Silva (Chile), profesional en logística, son referentes del sector en el país trasandino, y sobre la evolución de la digitalización en su país señalan que la crisis sanitaria funcionó como un acelerador de este proceso, y que el rol de organismos como la Subsecretaría de Relaciones Económicas Internacionales (SUBREI), el Servicio Nacional de Aduana, y otros organismos reguladores como SERNAPESCA, ha sido fundamental para la continuidad del comercio exterior en los tiempos de crisis, facilitando por sobre todo el uso de documentos digitales en las operaciones como es el caso del BL/ y el Certificado de Origen. 

Otros de los temas señalados por las especialistas, que han sido parte importante de la agenda nacional, hace referencia a los mecanismos de digitalización en el sector logístico portuario, donde el Ministerio de transporte ha trabajado para consolidar las comunidades logísticas que vendrán de la mano con los modelos de “Port Community System” de código abierto. Además destacan el rol de dos grandes plataformas electrónicas habilitadas para el desarrollo del comercio exterior, como el Sistema Integrado de comercio Exterior (SICEX), la implementación del zarpe electrónico y la Ventanilla Única Marítima (vumar), que busca facilitar la operación de las naves en los puertos Chilenos por medio de la obtención de las autorizaciones para generar recaladas. 

Francesc Vila Viladomiu (España), especialista en implementaciones de IT, precisa que con el boom de Internet, la logística y el comercio exterior fueron pioneros a la ora de integrar las ventajas de la digitalización. “Los departamentos de exportación fueron los primeros que contaban con e-mails, y los transportistas de los primeros en hacer uso amplio de la telefonía móvil. Hoy en día ningún sector puede permitirse quedarse al margen de las ventajas que ofrece la digitalización, como la rápida comunicación y la automatización de procesos, que genera grandes ganancias en eficiencia”.

Ezequiel Mambretti del Olmo (España), experto en desarrollos de E-commerce, destaca que la digitalización es “ya una cuestión de supervivencia más que de elección. Optimizar nuestros circuitos de picking, llevar a limites extremos nuestra estandarización en procedimientos, mejorar nuestro SLA, ser eficientes en la última milla, adaptarnos a un cliente hiperconectado e informado, ser customer centric, entre muchos aspectos, solo se logra con una profunda TD”.

Virginia Staricco (Uruguay), profesional y referente del sector logístico, señala que “la digitalización de procesos, la autonomía, la robótica, la electrificación y la sostenibilidad están cambiando la industria logística para convertirla en un sector más eficiente, rápido y adaptable a las necesidades del consumidor”. Sin embargo, precisa que según un estudio realizado por la Agencia Nacional de Investigación e Innovación sobre “Brechas de Conocimiento en Soluciones Digitales” para el sector, la Logística 4.0 todavía no es una realidad. “Hoy por hoy solamente un 5% de las empresas ve la falta de digitalización como un problema que afecta altamente su supervivencia. Mientras esto sea así, la digitalización no será una realidad”.

Los porqué de una revolución inminente

A pesar de los diferentes contextos, la transformación digital sin dudas continuará avanzando como un proceso generalizado a nivel global. Los especialistas nos comentan los principales beneficios que esto generará para la logística y el comercio exterior. 

Para Virginia Staricco, los beneficios de la digitalización en logística repercuten directamente en el consumidor final. “Por un lado, los costos que se van reduciendo cada vez más con la aplicación de digitalización y, por otro, se logra mayor rapidez en los procesos en un mundo super dinámico como el de hoy. La digitalización en los procesos operativos es una de las áreas de gran importancia para la transformación digital. La digitalización en los procesos proporciona datos en tiempo real en todos los aspectos necesarios para el desarrollo de las tareas y permite transparencia y visibilidad en el seguimiento del progreso de los envíos, agilidad y seguimiento”.

“Es el momento mirar hacia adelante, y de acuerdo con las posibilidades y características de cada empresa, ir implementando y estudiando soluciones para entrar en la digitalización y crecer con ella. Es la única opción posible si queremos ser competitivos y sobrevivir”.

De acuerdo con Ezequiel Mambretti, la transformación digital es el único camino para estar a la altura de las nuevas demandas de los clientes, que han evolucionado y exigen cada vez mayor velocidad de respuesta. Estas demandas se relacionan con la inmediatez, personalizar las experiencias de compra, nivel de servicio óptimo, respuestas online, precio y calidad. En forma concreta, los beneficios que ofrece la digitalización a las operaciones del sector son: Aumento de la productividad, basado en un enfoque «data-driven» (big data, IA) – procedimientos estandarizados – visión clara e integradora – y colocar a las personas como eje principal de la TD, que son ellas quienes la impulsarán e implementarán.

Según Francesc Vila Viladomiu, la digitalización es un factor de competitividad que brinda rapidez y eficiencia, permitiendo hacer más en menos tiempo al automatizar procesos. Se trata de una optimización que atraviesa todos los ámbitos: gestión, información rápida, clara, amplia, conectividad y mejora de la comunicación y reducción de costes.

Por su parte, Doris Silva y Daniella de Luca, destacan la importancia de la digitalización en el comercio exterior, considerando además que ya muchos países funcionan con alta tecnología y es primordial estar a la altura. Entre los beneficios que perciben de la innovación en el sector señalan: Optimización en los tiempos de transporte- disminución en los costos logísticos – mejora en la trazabilidad de las cadenas de comercio exterior – facilitación en los procesos de pagos en las operaciones – mejora en los costos de la operación (Ventanillas Únicas de comercio exterior) – obtención de datos en tiempo real (Internet de las Cosas).

Señalan también que esta transformación facilita la integración de procesos a nivel regional, como por ejemplo, la integración de las operaciones de exportación entre los países de Alianza del Pacífico, por medio de envío de certificado de origen digital.

Federico Martin Pinto, detalla que contemplando el “end to end” de la cadena logística, nos encontramos con muchos actores como depósitos, empresas de transporte, fábricas, terminales portuarias, aeropuertos, aduanas, freight forwarders, marítimas, aerolíneas, entre otros, y que cada uno de ellos a través de su operación genera y almacena información de manera distinta, lo que produce los denominados “data silos”, donde la información es restringida solo para quienes la generaron, lo que lleva a duplicar la creación de la misma a lo largo de la cadena produciendo demoras y costos.

Avances como la Inteligencia Artificial (AI), Blockchain, Internet of Things (IoT), redes 5G y mejores tecnologías de la información, son los que están posibilitando el avance de la digitalización en la logística y el comercio exterior, optimizando las operaciones a partir de la gestión eficiente e inteligente de la información.

Miriam Lanabere resalta el rol de la digitalización como ventaja competitiva. “Por ejemplo, gracias al Big Data podemos hacer mejores estudios de mercado que nos permitan entender a los consumidores y aprovechar la micro-segmentación para insertar nuestros productos. En cuanto a la logística, el control de inventarios en los almacenes se puede ver inmensamente beneficiado gracias a la aplicación de sensores que nos permitan saber en qué lugar y estado se encuentra cada producto en tiempo real. A su vez, estas mejoras en los estudios de mercado y en la cadena de suministro, afectan directamente a una mejor precisión en la planificación de la demanda logrando así un mejor nivel de servicios al cliente”.

Participaron:

Viviana Rinaldi (Argentina)

Miriam Lanabere (Argentina)

Federico Martin Pinto (Argentina)

Daniella de Luca (Chile)

Doris Silva (Chile)

Francesc Vila Viladomiu (España)

Ezequiel Mambretti del Olmo (España)

Javier Carrizo, Fundador y Director de Movant Connection

Virginia Staricco (Uruguay)