10 tendencias logísticas que configurarán el 2024: adaptación tras crisis globales

El año 2023 fue testigo de acontecimientos que sacudieron los cimientos del panorama logístico mundial. Desde bloqueos en importantes canales de navegación hasta conflictos bélicos en diversas regiones, el impacto ha sido innegable. Estos eventos han catalizado transformaciones y han dado forma a las tendencias que guiarán la logística en el próximo año.

Por lo anterior, comparto las 10 principales tendencias logísticas que se deben tener en cuenta para el año 2024:

  1. Redefinición de Rutas de Navegación: Los bloqueos en el Canal de Suez y los desafíos enfrentados por el Canal de Panamá han llevado a una reconsideración de las rutas marítimas. Se prevé un mayor enfoque en la diversificación de rutas y el fortalecimiento de la resiliencia ante posibles interrupciones.
  2. Auge de la Logística Alternativa: La interrupción en los canales de navegación ha impulsado el desarrollo de soluciones alternativas como el transporte ferroviario y el impulso del transporte aéreo para cargas de mayor valor y urgencia, por tanto proyectos como el canal bioceánico, aumento en la inversión del transporte fluvial y ferroviario es uno de los objetivos principales en diversos países tanto en Latinoamérica como en Europa y África.
  3. Tecnología Blockchain para la Transparencia: La cadena de suministro está abrazando la tecnología blockchain para mejorar la visibilidad y la transparencia. Esto permitirá un seguimiento más preciso de los envíos y una mejor gestión de inventarios. No sólo por temas logísticos, sino que cada vez los consumidores quieren conocer de donde provienen los productos y a través del uso de cadenas de bloques se puede conocer está información en tiempo real.
  4. Resiliencia y Estrategias de Gestión de Riesgos: Los conflictos mundiales han llevado a una mayor atención en la gestión de riesgos. Las empresas adoptarán estrategias para diversificar proveedores, almacenamiento estratégico y gestión de crisis.
  5. Sostenibilidad y Logística Verde: Las presiones ambientales están llevando a una logística más sostenible. La optimización de rutas, el uso de energías limpias y la reducción de residuos se convertirán en prioridades. La sostenibilidad es una prioridad cada vez más importante para las empresas y los consumidores. En 2024, las empresas de logística se centrarán en reducir su impacto medioambiental. Esto incluye el uso de vehículos más eficientes, el embalaje sostenible y la gestión de residuos.
  6. Automatización y Robótica: La escasez de mano de obra y la necesidad de eficiencia han acelerado la adopción de tecnologías como la automatización, robots en almacenes y vehículos autónomos.
  7. Logística Predictiva y Análisis de Datos: La analítica avanzada y el uso de IA se incorporarán más ampliamente en la toma de decisiones logísticas, permitiendo una mayor precisión en la planificación y anticipación de problemas. Por ejemplo, el Big Data y la inteligencia artificial están revolucionando la logística. Estas tecnologías permiten a las empresas recopilar y analizar grandes cantidades de datos para mejorar la planificación, la ejecución y el seguimiento de la cadena de suministro.
  8. E-commerce y Última Milla: El auge continuo del comercio electrónico impulsará innovaciones en la entrega de última milla, incluyendo drones, vehículos autónomos y puntos de recogida inteligentes. El e-commerce continúa creciendo a un ritmo acelerado. En 2024, se espera que el comercio electrónico represente el 20% del total de las ventas minoristas. Esto tendrá un impacto significativo en la logística, ya que las empresas deberán adaptarse a las necesidades de las entregas rápidas y a domicilio.
  9. Colaboración en la Cadena de Suministro: Las empresas buscarán una mayor colaboración y transparencia entre los actores de la cadena de suministro, fomentando alianzas estratégicas y plataformas compartidas.
  10. Reskilling y Capacitación Laboral: La rápida evolución tecnológica exigirá una fuerza laboral altamente capacitada. Se invertirá en programas de reskilling para adaptar a los trabajadores a las nuevas demandas del sector.

Las lecciones aprendidas de los eventos recientes están impulsando una mentalidad más preparada, ágil y centrada en la innovación. Aquellas empresas que adopten y sean flexibles ante estos cambios estarán mejor equipadas para triunfar en un entorno logístico en constante evolución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *